Revelan las causas de muerte de faraón que gobernó Egipto hace 3,600 años

El análisis de las armas (hachas, lanzas y dagas) que utilizaban los hicsos determinaron su "compatibilidad con las heridas" de la momia.

Gracias al minucioso análisis de su osamenta, los científicos egipcios calcularon que 'tendría unos 40 años en el momento de su muerte'. / Foto AFP
Gracias al minucioso análisis de su osamenta, los científicos egipcios calcularon que 'tendría unos 40 años en el momento de su muerte'. / Foto AFP

El Cairo, Egipto

Científicos egipcios establecieron con ayuda de escaners que el faraón Seqenenra Taa II fue ejecutado hace 3.600 años luego de una batalla, aseguró un estudio publicado este miércoles por la revista Frontiers of Medicine.

El soberano, apodado "el Valiente", reinó en Egipto alrededor de 1.600 años antes de la era cristiana. El faraón comandó en particular a las tropas egipcias que enfrentaron a los invasores hicsos, primeros extranjeros que conquistaron el Delta del Nilo, provenientes de Oriente Medio.

LEA: Descubren en Egipto la que sería la fábrica de cervezas "más antigua" del mundo

Apoyándose sobre todo en imágenes tridimensionales, el estudio realizado a la momia por el arqueólogo Zahi Hawass y el profesor en radiología de la universidad de El Cairo, Sahar Salim, sugiere que el faraón murió a manos de sus enemigos en una "ceremonia de ejecución", luego de haber sido capturado en el campo de batalla, de acuerdo a un comunicado del ministerio de Antigüedades egipcio.

El análisis de las armas (hachas, lanzas y dagas) que utilizaban los hicsos determinaron su "compatibilidad con las heridas" de la momia y también se descubrieron hematomas, hasta ahora ocultos por el trabajo de los embalsamadores.

ADEMÁS: Misión arqueológica descubre momias con lenguas de oro en Egipto

Desde hace varias décadas, los investigadores han intentado determinar las circunstancias de la muerte de este faraón, cuya momia, descubierta a fines del siglo XIX y conservada en El Cairo, muestra marcas visibles de heridas en el rostro, descubiertas ya en la década de 1960.

De acuerdo a diferentes teorías, el faraón fue ejecutado por el propio rey de los hicsos o asesinado por conspiradores mientras dormía.

La Prensa