26/11/2022
12:55 PM

Más noticias

Nicaragua reanuda juicios contra opositores presos por “traición a la patria”

La CIDH denunció las “deplorables condiciones” de los opositores presos en Nicaragua y pide su libertad.

Managua, Nicaragua.

El Ministerio Público de Nicaragua informó este lunes que a partir de mañana, martes, comenzarán los juicios orales y públicos contra los opositores nicaragüenses acusados por traición a la patria o lavado de dinero, a los que tildó de “delincuentes y criminales”.

Entre los acusados se encuentran los siete dirigentes opositores que anunciaron sus intenciones de aspirar a la Presidencia en las elecciones generales de noviembre pasado, en las que fue reelegido el presidente Daniel Ortega para su quinto mandato de cinco años, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa Rosario Murillo como vicepresidenta.

“Estas personas acusadas estarán siendo juzgadas por haber violentado la Constitución Política, la Ley No. 1055 (Ley de defensa de los derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y autodeterminación para la paz), la Ley de seguridad soberana y el Código Penal de la República de Nicaragua”, puntualizó la Fiscalía, en una declaración.

Según el Ministerio Público, los acusados serán procesados “por cometer menoscabo a la integridad nacional, por haber recibido recursos de fuentes extranjeras para cometer los delitos de lavado de dinero, bienes y activos”.

FISCALÍA: CRIMINALES Y DELINCUENTES

“Estos mismos criminales y delincuentes han reincidido, atentando contra los derechos del pueblo y la sociedad nicaragüense, comprometiendo la paz y la seguridad”, continuó.

“Son los mismos que promovieron y dirigieron los actos terroristas de la agresión del fallido intento de golpe de Estado del año 2018, habiendo paralizado el país y creado daños a la economía; son los mismos que han provocado tanto dolor y luto en las familias nicaragüenses a causa de los asesinatos, torturas y secuestros”, agregó.

El Ministerio Público se refiere a la revuelta popular que estalló en abril de 2018 por unas controvertidas reformas a la seguridad social y que luego se convirtieron en una exigencia de renuncia del presidente Ortega, debido a que respondió con la fuerza.

Las protestas, calificadas por el Ejecutivo como un intento de golpe de Estado, dejaron al menos 355 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y el Gobierno reconoce 200.

La Fiscalía, que dirige la expolicía Ana Julia Guido, sostuvo que los imputados “ha alterado la paz y tranquilidad de las familias nicaragüenses, creando zozobra y lesionando los intereses supremos de la nación”.

“Han realizado actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación de Nicaragua y han incitado públicamente a la injerencia extranjera en los asuntos internos, proponiendo o gestionado bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones, incluso, una vez más, han realizado llamados a la intervención armada de potencias extranjeras como los Estados Unidos de Norteamérica”, añadió.

POR CELEBRAR SANCIONES

Asimismo, sostuvo, “han demandado y celebrado la imposición de sanciones en contra del Estado de Nicaragua y las familias nicaragüenses”.

Vea: Migrantes protestan contra las redadas en el sur de México

El Ministerio Público indicó que, “en cumplimiento con el ordenamiento jurídico nicaragüense vigente, continuará realizando las diligencias necesarias para la defensa y representación de las víctimas y de la sociedad nicaragüense”.

También que “seguirá velando por la calidad y objetividad en el proceso penal, así como por el respeto de los derechos constitucionales”, y “continuará contribuyendo a mantener la seguridad y el respeto de las normas de convivencia pacífica, así como la tranquilidad, tolerancia y respeto a las leyes de la República”.

Desde el pasado 28 de mayo, la Policía Nacional, que dirige un consuegro del presidente Ortega, ha arrestado a más de 40 líderes opositores, activistas, empresarios, periodistas y exguerrilleros sandinistas, que luego han sido acusados por la Fiscalía por traición a la patria o lavado de dinero.

Un día después de las votaciones del 7 de noviembre pasado, Ortega se refirió a los denominados “presos políticos”, a los que tildó de “hijos de perra de los imperialistas yanquis”. EFE