Buenos Aires, Argentina

Nahir Galarza, la joven argentina acusada de matar a su novio y que tiene una relación con un conocido narco en la cárcel, reveló en las últimas horas que fue padre que mató a Fernando Pastorizzo, asesinado el 30 de diciembre de 2017.

“Yo no maté a Fernando, fue papá”, le confesó Nahir a su abogada Raquel Hermida Leyenda y le pidió que acuse a su padre por el crimen de su exnovio, según publicación de Infobae.

La abogada se presentó ante la Fiscalía Criminal de Turno en Paraná y denunció por el homicidio a Marcelo Mariano Galarza, padre de la detenida.

También denunció que el tío paterno de Nahir que supuestamente la abusó sexualmente cuando era menor. Asimismo pidió medidas de seguridad para Nahir, para su hermano, su madre Yamina y para ella.

Nahir Galarza, quien está recluida en una cárcel cumpliendo cadena perpetua, es una joven argentina de 20 años que saltó a la fama tras conmocionar al mundo por asesinar a su novio Fernando Pastorizzo.

En la cárcel Nahir Galarza, le abrió nuevamente las puertas al amor y está de novia con un narcotraficante de nombre Matías Caudana.

En 2018, un tribunal argentino condenó a prisión perpetua a Nahir Galarza (19) por haber matado a su novio Fernando Pastorizzo (20), con la pistola de su padre policía, un caso que tuvo gran impacto mediático en el país austral.

En la lectura de la sentencia, el tribunal consideró acreditado que el pasado 29 de diciembre la acusada utilizó un arma de fuego reglamentaria para “menoscabar” la vida de Pastorizzo.

Galarza primero lo disparó por la espalda “a quemarropa” mientras viajaban en una moto y, después, cuando el joven ya estaba “mortalmente herido” en el suelo, volvió a disparar contra él.