22/07/2024
03:02 AM

Kim Jong Un ordena a norcoreanos comer menos por la escasez de alimentos

  • 28 octubre 2021 /

La Inteligencia surcoreana dice que Kim Jong-un ha perdido 20 kilos y que está sano, mientras el país enfrenta una crisis alimentaria.

Pyongyang, Corea del Norte.

El régimen de Kim Jong Un ha ordenado a los norcoreanos que reduzcan su consumo de alimentos durante los próximos cinco años, mientras la nación comunista se enfrenta a una crisis alimentaria, según informes locales.

La escasez de alimentos en Corea del Norte se agravó tras al cierre de su frontera con China, en un intento por frenar la propagación del coronavirus, informó Radio Free Asia (RFA).

Esta medida devastó aun más la golpeada economía de Corea del Norte debido a que los precios de los alimentos se elevaron, provocando muertes por inanición entre su población de 25 millones, según el informe.

Luego de que el gobierno de Kim informara a los ciudadanos que les esperaran al menos cinco años más de escasez, la gente se quejó de que tal vez no podrían sobrevivir el próximo invierno, y mucho menos resistir hasta mediados de la década.

Kim, más delgado

En tanto, la inteligencia surcoreana estima que el líder norcoreano, ha perdido unos 20 kilos tras llegar a pesar unos 140 y que se encuentra bien de salud, según se dio a conocer hoy ante un comité parlamentario.

Vea: Calor extremo amenaza a trabajadores y economía de EEUU

El Servicio Nacional de Inteligencia (NIS) negó de este modo tajantemente lo especulado por algunas publicaciones en EEUU sobre la posibilidad de que sea un doble de Kim el que haya figurado en las últimas apariciones públicas del dictador tras un supuesto golpe de Estado.

El NIS emplea una diversidad de métodos científicos para realizar sus cálculos acerca de la pérdida de peso del mariscal, según explicó en rueda de prensa el parlamentario Kim Byung-kee, miembro del comité de Inteligencia de la Asamblea Nacional.

La salud de Kim, y en especial su exceso de peso, es un asunto ampliamente debatido y sobre el que se tiende a especular ante la posibilidad de que el líder, de 37 años y cuyo padre y abuelo padecieron problemas cardiovasculares, pueda fallecer súbitamente y dejar un vacío de poder en el régimen.