25/05/2022
01:01 AM

Más noticias

Juez del Supremo ordena otra investigación contra Bolsonaro por noticias falsas

El Tribunal Supremo de Brasil abrió una investigación sobre los comentarios en los que afirmó que las vacunas contra la covid-19 pueden aumentar las posibilidades de desarrollar sida.

Brasilia, Brasil.

Un juez del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil ordenó otra investigación contra el presidente Jair Bolsonaro por difundir una noticia falsa que relacionó la vacuna anticovid con la enfermedad del sida en un video que fue posteriormente retirado por las redes sociales.

La decisión del juez Alexandre de Moraes es en respuesta a una petición de la comisión senatorial que acusó en octubre a Bolsonaro de graves delitos durante la pandemia y se suma a otras cinco investigaciones que el mandatario tiene abiertas en la máxima corte y en la justicia electoral, por ahora sin resultados.

El objeto de esta nueva pesquisa, a ser conducida por la Fiscalía, es una conexión semanal en directo de octubre, en la que el mandatario citó una noticia falsa sobre unos supuestos informes oficiales del gobierno británico que “sugieren” que los totalmente vacunados contra el coronavirus están desarrollando la enfermedad del sida “mucho más rápidamente de lo previsto”.

La información fue desmentida por el gobierno británico al servicio de fact-checking de la AFP y por la Sociedad Brasileña de Infectología, entre otras organizaciones médicas.

El video fue retirado de Facebook, Instagram y Youtube. La plataforma de videos decidió además suspender el canal de Bolsonaro por una semana.

Los senadores también pidieron en ese momento suspender hasta nueva orden el acceso de Bolsonaro a sus cuentas de Facebook, Instagram, Youtube y Twitter.

La actuación del mandatario “hace uso del modus operandi de esquemas de divulgación en masa en las redes sociales, revelándose imprescindible la adopción de medidas que diluciden los hechos investigados”, escribió el juez en su decisión.

En agosto, el STF decidió investigarlo por los delitos de “calumnia” e “incitación al crimen”, en un caso relacionado con sus cuestionamientos sin pruebas del sistema de votación electrónica en Brasil.

Además, tiene abiertas investigaciones en la máxima corte para determinar si interfirió en la Policía Federal en investigaciones relacionadas con sus familiares, si prevaricó al no denunciar una intento de compra fraudulenta de la vacuna india Coxavin y si infringió la ley al divulgar en las redes sociales un informe policial sobre un supuesto ataque al sistema electoral, que estaba bajo secreto de sumario.

Si la Fiscalía encuentra pruebas contra Bolsonaro en algunas de esas investigaciones, deberá pedir al STF que abra una causa contra el mandatario. Pero para hacerlo, la máxima corte deberá obtener la aprobación de dos tercios de la Cámara de Diputados. En ese caso, Bolsonaro sería separado de sus funciones durante seis meses, mientras se realiza su juicio.

Pero ese escenario parece poco probable, dado que el mandatario ultraderechista es considerado cercano al Fiscal General, Augusto Aras, y cuenta con una base de apoyo consistente en el Congreso.