28/05/2024
05:57 AM

Hondureño entre los próximos 10 a ser ejecutados en Texas, EUA

  • 23 enero 2014 /

El mexicano Ramiro Hernández y el hondureño Edgardo Cubas figuran en la lista de los próximos hispanos a ser ejecutados en Texas, Estados Unidos.

Washinton, Estados Unidos

El mexicano Ramiro Hernández y el hondureño Edgardo Cubas figuran en la lista de los siguientes 10 condenados a ser ejecutados en Texas, Estados Unidos, en los próximos cinco meses, de acuerdo con los datos oficiales del Departamento de Justicia de Texas.

Al mexicano Ramiro Hernández ya se le comunicó que el 9 de abril será su ejecución en Texas, pese al clamor de su familia que imploran perdón.

El hondureño Cubas, condenado a muerte en Houston, Texas, tiene programada su ejecución el 29 de mayo de 2014.

Cubas fue condenado a muerte el 7 de junio de 2004 después de declararse culpable del asesinato de la hispana Esmeralda Alvarado, una joven quinceañera que fue secuestrada, violada y asesinada por Cubas y dos acompañantes más (Walter Alexander Sorto y Eduardo Navarro).

También en abril se prevé que se aplique la pena máxima a José Luis Jr. Villegas, originario de Nueces, Texas. Villegas fue sentenciado por haber apuñalado más de 20 veces a tres víctimas, también por haber robado un auto y una televisión.

México con 59 condenados figura en la lista con la mayor cantidad de presos para la pena capital en Estados Unidos. Le sigue Cuba con 10, Vietnam 9, El Salvador 8, Honduras 6, y Camboya 5, según datos del Death Penalty Information Center.

Caso de Ramiro Hernández

'Pido clemencia, justicia', exclamó entre sollozos a la AFP Martha Llanas, madre de Hernández, condenado a recibir una inyección letal por acuchillar a una celadora durante su arresto por el asesinato de su expatrón y la violación de la esposa de éste.

Luis de la Barreda, coordinador del programa de Derechos Humanos de la pública Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), augura un panorama 'pesimista' para Hernández y el resto de mexicanos en la misma situación.

De los cerca de 96 latinoamericanos que aguardan actualmente en el corredor de la muerte en cárceles estadounidenses, 58 personas son de nacionalidad mexicana.

'La pena de muerte es peor que un homicidio porque es algo organizado por el Estado, y a la privación de la vida se une la tortura de la espera del condenado', manifestó De la Barreda, haciendo eco a la posición de Francia y la Unión Europea.

Prestigio de EUA, en la 'sombra'

'No es asunto menor (...) que Texas invoque una soberanía propia' para ignorar una revisión del caso ordenada por la CIJ, escribió este jueves en el diario Reforma Jorge Castañeda, el excanciller mexicano (2000-2003) que diseñó el 'caso Avena'.

'Si Edgar Tamayo hubiera contado con la traducción, la asesoría legal y el apoyo en general del Consulado de México en Houston, quizás de igual manera hubiera sido condenado, mas no a la pena capital, con la que concluyó su vida', añade.

De la Barreda consideró que la decisión de Texas representa 'una sombra enorme' en el prestigio de Estados Unidos como promotor de la democracia y los derechos humanos en otros países.

La única forma de remediar esto es que el Congreso estadounidense apruebe 'un mandato para acatar los acuerdos internacionales a nivel estatal. Pero en el contexto actual en que ni siquiera puede pasar (una) legislación para gobernar el país, lo veo muy complicado', augura Meyer.

Ejecución de mexicano genera protesta

Los gobiernos de México, de Estados Unidos y la Unión Europea criticaron este jueves la ejecución del preso mexicano Edgar Tamayo en el estado de Texas (sur), mientras crece la preocupación por el destino de otros mexicanos condenados a muerte sin el debido proceso.

'Lamentamos profundamente la decisión de Texas de ejecutar a Edgar Tamayo ', recalcó en Twitter el secretario (ministro) de Relaciones Exteriores de México, José Antonio Meade.

La Unión Europea, Francia y diversas ONG internacionales se aunaron a la condena por la ejecución de Tamayo, un mexicano de 46 años declarado culpable de asesinar a un policía estadounidense en 1994 y que, tras 20 años de reclusión, fue ejecutado la noche del miércoles en Huntsville (Texas), mientras en su pueblo natal familiares y vecinos oraban por un improbable indulto.

También el gobierno federal de Estados Unidos lamentó este jueves la decisión de su estado Texas, al destacar la importancia 'crítica' de que el país respete sus obligaciones internacionales para asegurar el acceso a asistencia consular de sus ciudadanos detenidos en el extranjero.

El Departamento de Estado reiteró que en Estados Unidos se deben respetar las obligaciones contenidas en el llamado 'Caso Avena', que aglutina los expedientes de 51 mexicanos condenados a muerte en Estados Unidos a los que no se les respetó el derecho a la asistencia consular, incluido Tamayo.

De acuerdo con un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIH) de 2004, las autoridades de Estados Unidos deben revisar los procesos del 'Caso Avena'.

La Convención de Viena de 1963, ratificada por 175 países incluido Estados Unidos, prevé que todo extranjero debe recibir asistencia de sus representantes consulares al ser arrestado.