Aucayacu, Perú.

Un agente de policía peruano confesó haber pagado al menos 3,000 soles (729 dólares estadounidenses) a un sicario para que asesinara a la pareja de su exnovia.

El asesinato de Paolo Alfredo Elías Váldez, un ingeniero agrónomo de 28 años, residente en la ciudad de Aucayacu, ocurrió la noche del 17 de septiembre, cuando en un barrio de esa ciudad, fue atacado a disparos por un hombre cuando ayudaba a cerrar las puertas del negocio (una agroferretería) propiedad de los padres de su novia.

Su suegra relató que escuchó un disparo en el exterior, y que vio al joven tendido sobre la mediana y a un hombre corriendo hacia una motocicleta. Recibió un disparo en la cabeza que le quitó la vida al instante.

El policía Elvis Jhunior Rengifo Miguel (28) confesó el crimen, después de ser arrestado en las últimas horas de este martes. El oficial está asignado a una comisaría de esa misma ciudad peruana.

Al verse acorralado por sus colegas, confesó que contrató a “Gerverth” y “Turry”, dos sicarios de la región, para matar al enamorado de su exnovia. Dijo que les pagó tres mil soles porque, según él, el hombre estaba “con la mujer que amaba”.

Los sicarios, tras perpetrar el crimen, se comunicaron vía telefónica con el patrullero, para que recoja la motocicleta (de su propiedad) en una calle aledaña. Esto proporcionó a los entes policiales pesquisas que desencadenaron en la detención del oficial.

Los sicarios aún permanecen en condición de buscados por las agencias policiales, aunque ya han sido identificados. El oficial, por ahora, está arrestado y la fiscalía de esa ciudad abrirá un caso en su contra por homicidio calificado en agravio del joven agrónomo.

La novia del interfecto (Mishel Caysahuana Herrera) dedicó sentidas palabras en Facebook para el ingeniero: “Mi corazón está de luto, mi alma está de duelo, hay llanto en mis ojos, no sé si pueda superar tu partida”.