Ciudad de México.

Un grupo de estudiantes de la escuela de magisterio de Ayotzinapa, en Guerrero, exigieron hoy la renuncia del presidente de México, Enrique Peña Nieto, en nombre del pueblo mexicano, y le dieron seis días para hacerlo.

El pasado domingo, cerca de un centenar de estudiantes tomaron el control de dos radiodifusoras en Chilpancingo, capital de Guerrero, para enviar mensajes con la exigencia de que aparezcan con vida sus 43 compañeros desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre en hechos violentos en Iguala.

Lea más: La fortuna de Angélica Rivera es tres veces mayor que la de Enrique Peña Nieto

Además: Valiente padre de estudiante desaparecido pide a Peña Nieto renunciar

Los jóvenes denunciaron que las autoridades federales no están haciendo nada para encontrar con vida a sus compañeros, quienes según la versión de la Fiscalía fueron capturados por policías de los municipios de Iguala y Cocula y entregados a un grupo del crimen organizado, que los asesinó e incineró.

'Vemos que ni el ejército, ni las policías, están haciendo nada, por eso vamos a tomar acciones por nuestra propia cuenta, acompañados por la Policía Comunitaria, y si es necesario iremos armados', aseguraron en una de las transmisiones radiales

Por otra parte, una nueva movilización fue programada para el 6 de diciembre, cuando se cumplen 100 años de la entrada a Ciudad de México del Ejército Libertador del Sur y de la División del Norte, dirigidos por Emiliano Zapata y Francisco Villa, respectivamente.

Foto: La Prensa

Los mexicanos dentro y fuera del país reprueban la gestión del presidente Enrique Peña Nieto tras la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.
Hallan nuevas fosas

Un grupo de unas 70 personas realizó hoy una búsqueda de nuevas fosas clandestinas en la zona aledaña de Iguala a petición de familiares de víctimas de la delincuencia organizada y al final localizaron siete nuevas fosas con restos de personas asesinadas por el crimen organizado en los últimos años.

Cinco de las fosas se localizaron en un paraje conocido como La Laguna, y más adelante se hallaron otras dos, en el paraje Las Joyas.

Explicaron que todo lo hallado se dejó en su sitio y solo colocaron 'banderas' para que los peritos de la fiscalía las encuentren fácilmente, aunque quedaron resguardadas por miembros de la Gendarmería Nacional.

Asimismo, dijeron que el martes llegarán a Iguala peritos de la PGR para tomar más muestras de ADN a todos los familiares que han denunciado la desaparición de alguno de sus parientes.

En esta zona de Guerrero la violencia entre el grupo Guerreros Unidos, La Familia Michoacana y Los Rojos ha causado cientos de desaparecidos y muertos en los últimos 4 años.