Washington, Estados Unidos.

El presidente Donald Trump reiteró el jueves, sin ninguna evidencia concreta, que va a ganar las elecciones de Estados Unidos, que, según dijo, los demócratas que apoyan a Joe Biden están tratando de 'robarle'.

'Si cuentan los votos legales, gano fácilmente. Si cuentan los votos ilegales, pueden intentar robarnos la elección', dijo el mandatario republicano en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, tras declararse ganador de los comicios el miércoles horas después del cierre de las urnas.

'Nuestro objetivo es defender la integridad de las elecciones, por lo que no permitiremos a los corruptos que nos roben', afirmó Trump al criticar, sin pruebas, supuestas irregularidades en Pennsylvania y Michigan en una intervención desde la Casa Blanca.

Trump dijo que su equipo de campaña había iniciado una 'tremenda cantidad de litigios' para contrarrestar lo que llamó 'corrupción' de los demócratas, incluso cuando varios funcionarios en estados en los que la carrera sigue reñida han defendido la integridad de la votación.

'No podemos permitir que nadie amordace a nuestros votantes e invente los resultados', dijo. 'Tengo la sensación de que los jueces van a tener que decidir al final'.

Fraude

El presidente reiteró sus acusaciones sin fundamento de fraude electoral como hizo al declararse ganador de los comicios el miércoles de madrugada, horas después del cierre de las urnas el 3 de noviembre, cuando amenazó con ir hasta la Corte Suprema.

'Están intentando amañar las elecciones. Y no podemos permitir que eso suceda', señaló el jueves sobre los demócratas.

También consideró las encuestas de intención de voto de los medios, que durante meses presentaron a Biden como favorito, como 'una interferencia electoral en el verdadero sentido de la palabra por poderosos intereses especiales'.

El presidente parece cada vez más aislado dentro de su partido republicano, mientras el escrutinio continuaba en varios estados y Biden lo aventajaba en el número de votos electorales necesarios para alcanzar la Casa Blanca.