14/05/2022
07:56 AM

Más noticias

EEUU ofrece recompensa de 5 millones de dólares por “Los Chapitos”

El Gobierno de Biden ofrece una millonaria recompensa por información que ayude a capturar a los herederos del cartel de Sinaloa.

Washington, Estados Unidos.

El Gobierno de Estados Unidos ofreció este miércoles cinco millones de dólares de recompensa por la captura de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El Departamento de Estado del país emitió un comunicado en el que informa de esta recompensa para quien colabore con información que lleve al arresto o condena de los cuatro hijos del capo, ex líder del Cártel de Sinaloa, Ovidio Guzmán López, Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar y Joaquín Guzmán López.

La recompensa aplica para cada uno de los señalados.

“Los cuatro son miembros de alto rango del Cartel de Sinaloa y cada uno está sujeto a una acusación federal por su participación en el tráfico ilícito de drogas”, dijo el Departamento de Estado.

Adicionalmente, el Departamento del Tesoro anunció sanciones en contra de las organizaciones de tráfico de drogas conocidas como Los Rojos y Guerreros Unidos, lo que ordena congelar bienes bajo jurisdicción estadounidense y prohíbe hacer transacciones con éstas.

Las sanciones anunciadas por la Oficina de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro están basadas en una nueva orden ejecutiva que amplia el universo que el Gobierno de EEUU puede usar para sancionar a personas involucradas en el tráfico de drogas, no necesariamente conectadas a un cártel transnacional.

Vea: AMLO pide a mexicanos en EEUU no votar por los republicanos

La nueva orden ejecutiva anunciada hoy por la Casa Blanca se denomina “Autoridad para Sancionar a Personas Extranjeras en el Tráfico Global Ilícito de Drogas”, y fue estrenada para sancionar a los dos grupos mexicanos así como a otros 10 individuos y 13 organizaciones de otros tres países.

Esta nueva autoridad para sancionar a personas involucradas en el tráfico de drogas complementa otras autoridades implementadas anteriormente como la Ley para Designar a Cabecillas del Narcotráfico (Kingpin Act) de 1999 y otra orden ejecutiva impulsada por el ex Presidente Bill Clinton en 1995 con el mismo fin.