WASHINGTON.

La Patrulla Fronteriza detiene diariamente en promedio a 5,000 migrantes que han cruzado de manera irregular la frontera desde México.

Un funcionario de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) informó en una teleconferencia con periodistas que de esos 5,000 arrestos diarios, más de 500 corresponden a menores indocumentados que cruzan la frontera sin la compañía de alguno de sus padres o un tutor legal.

Si se mantiene la tendencia, este mes de marzo podría batir la histórica marca registrada en mayo de 2019, cuando, con Donald Trump en el poder, fueron detenidos o considerados inadmisibles para entrar al país 132,856 extranjeros.


51% de los migrantes ilegales este año son originarios de Honduras, Guatemala y El Salvador, y otros grupos numerosos provienen de Ecuador, Brasil y Cuba.
De ese promedio diario, unos 2,300 corresponden a personas que viajan en unidades familiares que, según indicó el funcionario, permanecen en el país si llegan con un niño menor de 7 años y no son expulsados como los demás al seguir vigente el llamado Título 42, que permite devolver a México a los extranjeros debido a la pandemia del coronavirus.

“En su mayoría son menores de edad sin compañía de padre, madre o un custodio legal, y hacemos todo lo posible para dar prioridad primero a los niños y luego a las unidades familiares que requieren cuidado especial”, señaló el funcionario.

10
mil 836 hondureños han vuelto retornados hasta el 21 de marzo, de los que 9,186 vienen de México, 1,489 de los EUA y 188 de otros países del istmo.
De esos 2,300, unos 1,900 se quedan en el país y, junto con los 500 menores que viajan sin su padre, madre o tutor legal, son trasladados a instalaciones de CBP para posteriormente ser entregados al Departamento de Salud, que se encarga de ellos antes de su liberación en Estados Unidos.

El funcionario de CBP indicó que tienen actualmente bajo su custodia a unos 5,000 menores, aunque espera un incremento en la llegada de migrantes en los meses próximos, tal y como ha sucedido tradicionalmente en la primavera. “El incremento en los cruces por puertos de entrada o entre ellos no es algo nuevo para nosotros”, indicó el funcionario en la conferencia de prensa. “Hemos visto incrementos antes y los habrá hasta los meses de verano”.

La misión de la Patrulla Fronteriza es la custodia de las fronteras, añadió, “y no la custodia de migrantes, que deben ser transferidos a otras agencias que tienen esa responsabilidad. Seguimos deteniendo más personas que las que podemos transferir”.

Los hondureños

Esta nueva emergencia humanitaria también hace que autoridades hondureñas hablen de la situación de sus connacionales. Ayer, la vicecanciller para Asuntos Consulares y Migratorios, Nelly Jerez, confirmó que en Estados Unidos hay más de 3,600 menores no acompañados retenidos en albergues de ese país. De ellos, tienen entre 1 y 2 años de estar aprehendidos por las autoridades, a la espera de la reunificación familiar. “Hacemos un llamado para que los padres no arriesguen a los menores, tampoco dejen que sus hijos crucen solos la frontera”, afirmó la funcionaria.

La región vive desde finales de enero una potente ola migratoria hacia EUA a partir de la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, tras su promesa de llevar a cabo una política migratoria más laxa. A diario detienen a miles.

Biden ayudará

El presidente de EUA, Joe Biden, ofreció ayer apoyo a los países de Centroamérica para frenar la migración al territorio estadounidense, con ayuda para los damnificados por los huracanes y la lucha contra la corrupción, dijeron ayer viernes responsables de la Casa Blanca. En medio de otra oleada de cuestionamientos por la controversia de si Biden estaba listo para el arribo masivo de niños, surgen iniciativas para detener este drama humano que colma la frontera sur.

En una llamada con periodistas, el enviado especial de Washington para el Triángulo Norte de Centroamérica, Ricardo Zúñiga, y el principal asesor de Biden para Latinoamérica, Juan González, desgranaron las acciones de su Gobierno para evitar que más personas abandonen sus países para emigrar a EUA.

En concreto, en el caso de Honduras y Guatemala, EUA ha mandado ayuda humanitaria para los desplazados por los huracanes Eta y Iota, que asolaron gran parte de Centroamérica el año pasado, así como a zonas de Colombia y México. El Ejecutivo también está impulsando soluciones de empleo temporal.

Visas de trabajo

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que le propuso a su homólogo estadounidense, Joe Biden, la entrega de visas de trabajo para ordenar el flujo de migrantes centroamericanos y mexicanos hacia EUA.

“No hay que descartar la posibilidad de que se entreguen visas de trabajo en Centroamérica, en México. Hay una realidad: se necesita en Estados Unidos la mano de obra, la fuerza de trabajo para que haya crecimiento de esa economía”, dijo López Obrador en un acto en Ciudad Juárez, Chihuahua, frontera con Texas. “¿Por qué no se ordena el flujo migratorio entregando visas de trabajo?”, cuestionó el mandatario, al tiempo que dijo que esa “es una opción, una alternativa” que ya le ha planteado al presidente Biden.

Menor mexicano muere al intentar cruzar el río Bravo
WASHINGTON. Un niño mexicano de nueve años murió intentando cruzar el río Grande para entrar a Estados Unidos, informaron ayer las autoridades que patrullan la zona, en medio de un debate por el aumento del flujo de migrantes.

El niño fue hallado junto a otro de tres años y una mujer guatemalteca. Los tres estaban inconscientes en una isla del río el pasado 20 de marzo. “Los agentes encontraron a los individuos e inmediatamente intentaron administrarles primeros auxilios y transportarlos hacia tierra firme”, informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

La mujer y el niño de tres años fueron reanimados, pero el de nueve no. Estos tres migrantes -que no fueron identificados- integraban un grupo de más de 500 personas rescatadas de situaciones de peligro en los últimos cinco meses.

Un alto cargo del CBP indicó que las cifras siguen en aumento y que cerca de 6,000 indocumentados fueron interceptados el jueves intentando ingresar al país; pero a diferencia del pasado -cuando la mayoría eran adultos que viajaban solos- en el último tiempo cerca de la mitad son familias o menores solos.