23/02/2024
02:25 PM

Cazabombardero supersónico ruso se estrella en zona residencial en frontera con Ucrania

  • 17 octubre 2022 /

Tres muertos y decenas de heridos deja accidente de cazabombardero ruso en la frontera con Ucrania.

Kiev, Ucrania.

Al menos tres personas murieron y 19 resultaron heridas este lunes cuando un cazabombardero supersónico ruso se estrelló sobre un edificio residencial en Yeisk, una ciudad del suroeste de Rusia cerca de la frontera con Ucrania, informaron las autoridades rusas.

El avión militar cayó sobre un edificio de nueve plantas, en donde residían unas 600 personas, provocando un gigantesco incendio, indicaron las autoridades de la región de Krasnodar, en donde se produjo el accidente.

Se informó del accidente al presidente ruso Vladimir Putin, quien envió al lugar a su ministro de Situaciones de Urgencia y al de Salud.

El Ministerio ruso de Defensa indicó que el “combustible de la aeronave” Sujoi Su-34 se incendió en el “patio de una zona residencial” donde se estrelló.

En imágenes en las redes sociales, filmadas por testigos, se ve un edificio envuelto en llamas.

Según el Ministerio de Situaciones de Emergencia, citado por las agencias rusas, el incendio se propagó en cinco de las nueve plantas del edificio, con una superficie de unos 2.000 m2.

Los pilotos pudieron eyectarse antes de estrellarse, añadió el ministerio, que precisó que se trataba de un vuelo de entrenamiento.

El gobernador regional, Veniamin Kondratyev, dijo en Telegram que “todas las unidades de bomberos y de rescate de la región están trabajando para extinguir el incendio”.

El Comité de Investigación de Rusia anunció la apertura de una investigación penal.

La ciudad de Yeisk se encuentra en el golfo de Tangarog, en el mar de Azov, frente a la ciudad ucraniana de Mariúpol, controlada por las fuerzas rusas.

Vea: La OTAN inició ejercicios de disuasión nuclear en medio de tensiones con Rusia

Oksana, residente en la zona donde se estrelló el avión, dijo a la AFP por teléfono que la zona estaba acordonada. “Existe un riesgo de explosión. Todo está en llamas. Hay humo”, dijo.

Desde la entrada de las fuerzas rusas en Ucrania, se prohibieron los vuelos en toda la región, excepto para los aviones militares rusos.

Los accidentes de aviones militares siguen siendo relativamente frecuentes en Rusia.