Washington, Estados Unidos.

El presidente de EEUU, Joe Biden, consideró este lunes que la nueva variante de la covid-19, denominada ómicron, “es motivo de preocupación, pero no de pánico”, por lo que aseguró que los expertos no consideran que sean necesarias “medidas adicionales” en el país.

Así lo indicó Biden en una intervención desde la Casa Blanca acompañado del epidemiólogo jefe del Gobierno estadounidense, Antony Fauci.

El mandatario remarcó que el país se encuentra en “mejor situación” que las Navidades del pasado año, y urgió a los ciudadanos a buscar la dosis de refuerzo de las vacunas disponibles en EEUU.