Naftali Bennett destrona a Benjamín Netanyahu como primer ministro de Israel

Bennett logró el domingo el voto de confianza del parlamento israelí, acabando con 12 años de Netanyahu en el poder.

VER MÁS FOTOS
Head of Israel's right-wing Yamina party Naftali Bennett addresses lawmakers during a special session to vote on a new government at the Knesset in Jerusalem, on June 13, 2021. - Israel's Prime Minister Benjamin Netanyahu faced the likely end of his 12-year rule as a fragile alliance of his political enemies hoped to oust him in a parliament vote and form a new government. (Photo by Emmanuel DUNAND / AFP)
Head of Israel's right-wing Yamina party Naftali Bennett addresses lawmakers during a special session to vote on a new government at the Knesset in Jerusalem, on June 13, 2021. - Israel's Prime Minister Benjamin Netanyahu faced the likely end of his 12-year rule as a fragile alliance of his political enemies hoped to oust him in a parliament vote and form a new government. (Photo by Emmanuel DUNAND / AFP) /

Jerusalén.

Naftali Bennett logró el domingo el voto de confianza del parlamento israelí y accedió al cargo de primer ministro, destronando a Benjamin Netanyahu tras 12 años en el poder.

El derechista Bennett, ungido por una alianza que va desde la izquierda a la derecha e incluye a partidos árabes, obtuvo el voto favorable de 60 de los 119 diputados presentes (sobre 120 con que cuenta la Cámara), y 59 en contra, pertenecientes al Likud del saliente jefe de gobierno y a las agrupaciones de extrema derecha y ultraortodoxos.


LEA AQUÍ: Netanyahu advierte que derrocará al nuevo Gobierno de Israel


Infografía primeros Ministros Israel(1416x870)
Infografía AFP

"Determino que la Knéset ha expresado su confianza" en el nuevo Gobierno, informó ante la cámara tras la votación el nuevo presidente del Parlamento, Mickey Levy, elegido en el Knéset minutos antes, un cambio que la prensa israelí se apresuró a calificar como "histórico" y una "nueva era".

La votación que ratificó el nuevo Ejecutivo se produjo esta tarde en una sesión parlamentaria marcada por un ambiente de crispación y tensión, en que Bennett -como primer ministro designado- hizo un llamamiento a la unidad y reconciliación nacional, mientras diputados del Likud de Netanyahu, de formaciones ultraortodoxas y del Partido Sionista Religioso le interrumpían, increpaban e insultaban.

"Es el momento de pasar el liderazgo de la nación y el Estado a la próxima generación", indicó Benet, al tiempo que agradeció a Netanyahu sus doce años de servicio a Israel a pesar de las discrepancias entre ellos.

Este último, por su parte, aseguró que permanecerá como líder de la oposición para "derrocar" al "Gobierno del cambio", una coalición sin precedentes en Israel que integra a ocho partidos de gran diversidad ideológica -desde la extrema derecha hasta la izquierda, incluyendo un partido árabe- que se unió para destronar a Netanyahu.

"Si estamos destinados a estar en la oposición, lo haremos con la cabeza en alto hasta que derroquemos a este peligroso Gobierno", declaró Netanyahu, que recordó que tras estar en los banquillos opositores ya consiguió volver al poder en dos ocasiones previas.

A su vez, remarcó que un millón de personas votó a su partido Likud en los comicios de marzo para crear un Ejecutivo derechista, ante lo que acusó de "fraude" a Bennett por incumplir sus promesas ante sus votantes de derecha y aliarse con el bloque anti-Netanyahu.

De hecho, Benet es una de las figuras más a la derecha del nuevo Gobierno, se convierte en primer ministro con solo seis diputados de su partido Yamina -uno de ellos se desmarcó al negarse a formar Gobierno con partidos de izquierda y el islamista Raam- y deberá gobernar una coalición con fuerzas con posturas incluso antitéticas.

Tras mantenerse como primer ministro por dos años, el centrista Lapid -que ahora ocupará el puesto de ministro de Asuntos Exteriores- le sucederá en el cargo en verano de 2023.

La Prensa