Agentes fronterizos, hartos de Biden y de ser "niñeras" de menores migrantes

Políticas migratorias de Biden favorecen a los carteles y "enriqueciendo" a los traficantes de humanos, critican.

Solo entre marzo y abril, los agentes fronterizos interceptaron a más de 36.000 menores no acompañados por alguno de sus padres o tutores legales y más de 100.000 personas que viajaban en unidades familiares, muchos de ellos niños muy pequeños.
Solo entre marzo y abril, los agentes fronterizos interceptaron a más de 36.000 menores no acompañados por alguno de sus padres o tutores legales y más de 100.000 personas que viajaban en unidades familiares, muchos de ellos niños muy pequeños.

Tucson.

Agentes de la Patrulla Fronteriza aseguran sentirse frustrados por las directivas migratorias de la administración del presidente, Joe Biden, que, consideran, les impiden hacer su trabajo y los ha obligado a convertirse en "niñeras" de menores inmigrantes.

Agentes de la Patrulla Fronteriza en Arizona y Texas que hablaron en anonimato con Efe expresaron su enojo por las limitaciones que, sienten, enfrentan a la hora de hacer su trabajo y se habla ya de uniformados que están considerando el retiro temprano o transferirse a otras fuerzas del orden.

"El trabajo de un agente de la Patrulla Fronteriza es proteger la frontera, evitar que personas entren de manera ilegal al país, frenar el tráfico de drogas, pero en estos momentos no estamos haciendo ni uno, ni lo otro", dijo uno de los agentes entrevistados y quien trabaja desde hace 18 años en la agencia federal.

Frontera fuera de control

En su opinión, el aumento en el flujo migratorio de familias migrantes y de menores no acompañados ha "superado" todos los recursos existentes y él mismo en los últimos meses ha tenido que procesar a "cientos" de migrantes minutos después que han cruzado el río Grande en la frontera de Texas.

En abril pasado los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), de la que forma parte la Patrulla Fronteriza, arrestaron a más de 178.000 migrantes, una cifra no vista en décadas, lo que ha recrudecido las críticas a Biden.

Solo entre marzo y abril, los agentes fronterizos interceptaron a más de 36.000 menores no acompañados por alguno de sus padres o tutores legales y más de 100.000 personas que viajaban en unidades familiares, muchos de ellos niños muy pequeños.

Estas cifras desbordaron la capacidad de CBP de atender en sus instalaciones a estos menores y tuvieron que habilitar centros temporales antes de transferirlos al Departamento de Salud, aunque en la gran mayoría de las veces más allá del límite legal de 72 horas bajo custodia de la Patrulla Fronteriza.

Este agente explicó que muchos oficiales sienten que su único trabajo en este momento es procesar a migrantes, transportarlos y posteriormente ver que los dejan libres en el país con la sola "promesa" de que se presentarán en corte para avanzar con sus casos migratorios.

"Muchos agentes se tienen que convertir en niñeras. Son niños tan pequeños, que algunos aun utilizan pañales o toman leche en botella", dijo.

Quieren luchar contra los cárteles

Esta frustración es la misma que siente otro agente fronterizo que trabaja desde hace 9 años en la frontera de Arizona y va más allá al decir que las políticas migratorias de Biden favorecen a los carteles y "enriqueciendo" a los traficantes de humanos.

"Sabemos que los traficantes mandan grandes grupos de familias para que se entreguen y los agentes se vean obligados a procesarlos, mientras por otros lados cruzan grupos con cargamentos de droga", dijo el agente.

Relató que los agentes fronterizos se sienten con "las manos atadas" y considera que si no se pone un alto pronto al incremento del flujo migratorio las cosas se pondrán aún mucho peor.

"Simplemente la frontera está fuera de control, yo mismo trabajé bajo cuatro diferentes administraciones, tanto demócratas como republicanas, y esto es lo peor que he visto", dijo a Efe Chistopher Harris, exagente de la Patrulla Fronteriza y quien representó al Sindicato de la Patrulla Fronteriza en California hasta su retiró en el 2018.

Harris, quien ejerció más de dos décadas como agente fronterizo, dijo que era de esperarse que al retirar todas las políticas migratorias de la pasada administración del presidente Donald Trump (2017-2021) la migración indocumentada incrementaría.

Una de las primeras órdenes de Biden tras asumir la Presidencia el pasado mes de enero fue detener la construcción del muro fronterizo así como eliminar el programa de Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), que programa obligaba a los migrantes a permanecer en México mientras se procesaba su solicitud de asilo en los Estados Unidos.

"El mismo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha llamado a Biden el "presidente migrante", dijo Harris, quien asegura seguir en contacto con muchos agentes activos a lo largo de la frontera.

La patrulla de bienvenida

Tal es la situación de enfado que un agente que se retiró de la Patrulla Fronteriza estableció un sitio en internet donde vende una serie de productos en los que se critica la actuación del demócrata.

Está agotada una moneda "conmemorativa" que su anverso aparece el logotipo de la Patrulla Fronteriza convertido en el "US Welcome Patrol" (La Patrulla de Bienvenida de EE.UU.), en el reverso se ve a un hombre sosteniendo una pancarta donde se puede leer "Biden por favor déjanos entrar" bajo el mensaje "La catástrofe fronteriza de Biden".

También se pueden comprar otros productos como parches como los que llevan los agentes en sus uniformes con el mismo mensaje de bienvenida u otra moneda donde se ve a un agente procesando un inmigrante, mientras otro carga a un niño en brazos y las palabras "procesar, alimentar, transportar y acoger".

Algunos agentes aseguran haber perdido la confianza de que la administración Biden tomara medidas que frenen el flujo migratorio, por lo que muchos han puesto sus esperanzas en las elecciones dentro de dos años, donde podría haber un cambio de liderazgo en el Congreso.

La Prensa