Bukele responde a críticas: "Nos costó 30 años liberarnos del régimen, no vamos a retroceder"  

Partido opositor venezolano rechaza la "acción" de la Asamblea de El Salvador y Bukele responde.

Bukele destituyó al fiscal y a los magistrados con ayuda del Congreso.
Bukele destituyó al fiscal y a los magistrados con ayuda del Congreso.

San Salvador.

El partido opositor venezolano Primero Justicia rechazó la acción de la nueva Asamblea Legislativa de El Salvador, de mayoría oficialista, porque -considera- "lesiona gravemente a la democracia y sus principios más fundamentales".

El partido de Henrique Capriles reaccionó a través de Twitter horas después de que el Parlamento salvadoreño, recién instalado, destituyera a los magistrados propietarios y suplentes de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por, supuestamente, cometer "fraude a la constitución" y violar la separación de poderes.



La destitución, que se materializó de inmediato al ser solicitada con dispensa de trámite, fue criticada de inmediato por la comunidad internacional, al considerar que es, precisamente, esa forma de proceder la que viola la separación de poderes y la Constitución del país centroamericano.

A las numerosas voces internacionales que rechazaron los actos, de los que responsabilizan al presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se unió Primero Justicia, partido al que pertenecen varios representantes del grupo liderado Juan Guaidó, compuesto por varias formaciones políticas opositoras.

"En Primero Justicia somos absolutamente coherentes en la defensa de la democracia y la institucionalidad, es por eso que no podemos callar ante esta acción de la Asamblea de El Salvador que lesiona gravemente a la democracia y sus principios más fundamentales", señaló el partido.

La formación expresó su "alta preocupación" ante los hechos, ya que "la separación e independencia de poderes es fundamental para preservar el estado de derecho y la democracia", algo que -considera- se ha incumplido.



Además, advirtió de lo que, en su opinión, ocurre en el país caribeño, donde el chavismo gobierna desde 1999, producto de hechos similares al que se produjo la noche del sábado en El Salvador.



"En Venezuela, hemos sido testigos de cómo quienes ejercen el poder han usado sus mayorías circunstanciales en el Parlamento para desmontar la institucionalidad democrática y concentrar el poder en la figura del poder Ejecutivo. Las consecuencias de eso hoy son más que evidentes", explicó en otro tuit.

El líder opositor, Julio Borges, destacó en Twitter que "no hay dictaduras de derecha o izquierda: hay dictadura. No hay dictaduras buenas o malas: hay dictadura".

El presidente salvadoreño Nayib Bukele se defendió de las críticas a través de un mensaje en su cuenta de Twitter. "Si ustedes quieren llegar al poder para dejar al Fiscal de Maduro y a la Corte de Maduro, mejor díganle al pueblo la verdad", escribió Bukele.

"Díganles que apoyarlos a ustedes es igual que apoyar a Maduro. En El Salvador, nos costó 30 años liberarnos del régimen. No vamos a retroceder ahora", agregó el mandatario millennial.

Vea: Bukele advierte a EEUU: "Estamos limpiando nuestra casa y no es de su incumbencia"

Hasta el momento, ni Guaidó ni Leopoldo López, del partido Voluntad Popular, se pronunciaron sobre los hechos ocurridos en El Salvador, a cuyo presidente -Bukele- apoyaron públicamente en repetidas ocasiones y facilitaron ayuda logística con el envío de asesores al país centroamericano.

La Prensa