Abbott acusa a Biden de liberar a inmigrantes infectados con covid-19 en Texas

El gobernador de Texas levantó todas las restricciones en el estado, incluyendo el uso de la mascarilla.

Biden abrió las puertas a decenas de migrantes enviados a México por Trump tras solicitar asilo en EEUU./AFP.
Biden abrió las puertas a decenas de migrantes enviados a México por Trump tras solicitar asilo en EEUU./AFP. /

Texas, Estados Unidos.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, respondió a las críticas del presidente estadounidense Joe Biden por levantar las restricciones contra la pandemia de coronavirus en ese estado acusando al gobierno federal de permitir el ingreso al país de indocumentados infectados con covid-19.

Biden tildó de "pensamiento neandertal" la decisión de Texas y Misisipi de levantar las órdenes estatales de llevar mascarilla para protegerse de la covid-19 y afirmó que es un "gran error".

Abbott criticó a Biden y dijo que "ese no es el tipo de palabras que un presidente debe utilizar" y fue más allá al acusar al presidente de propagar el virus en Texas al permitir el ingreso de inmigrantes "infectados".

"El gobierno de Biden ha estado liberando inmigrantes en el sur de Texas que han estado exponiendo a los texanos al covid. Algunas de estas personas han sido puestas en autobuses, llevando ese covid a otros estados. Eso es un criterio neandertal para manejar la situación del covid", afirmó el Gobernador.

Según un reporte de la cadena Telemundo, alrededor de 108 migrantes que fueron liberados en Brownsville por la Patrulla Fronteriza han dado positivo a covid-19.

Vea: El covid 19 es más agresivo en personas con grupo sanguíneo A

Texas y Misisipi anunciaron la decisión de levantar sus respectivas órdenes a nivel estatal de llevar mascarilla para protegerse de la covid-19 y permitir que los negocios operen al tope de su capacidad, pese a las advertencias de las autoridades médicas en medio de la pandemia.

Ambos gobernadores justificaron la medida por la bajada en el número de casos y hospitalizaciones y el buen ritmo de las vacunaciones.

Aunque en las últimas jornadas la media diaria de nuevos casos ha descendido notablemente en EEUU, hasta situarse por debajo de los 70,000 diarios, frente a los cerca de 300,000 de comienzos de año, las autoridades siguen advirtiendo del peligro existente, especialmente debido a la aparición de nuevas variantes.

La Prensa