Irán, con 2.234 muertos por coronavirus, moviliza más recursos económicos

Irán tiene la ventaja de ser relativamente autosuficiente debido a tantos años de sanciones.

EFE/EPA/ABEDIN TAHERKENAREH<br/>
EFE/EPA/ABEDIN TAHERKENAREH

Teherán.

El Gobierno iraní pidió este jueves permiso al líder supremo del país, Alí Jameneí, para emplear mil millones de dólares en la lucha contra el coronavirus, que ha causado ya la muerte de 2.234 de los más de 29.000 contagiados.

El portavoz del Ministerio de Salud, Kianush Yahanpur, informó de que se ha confirmado el contagio de otras 2.389 personas, de las que 157 han perecido, unos datos similares a los de la víspera.

Según las cifras del Ministerio de Salud, desde que se diagnosticaron los primeros casos hace cinco semanas hasta hoy se han recuperado asimismo 10.457 enfermos.

LEA: Autoridades de Miami ordenan a sus habitantes que permanezcan en sus casas

Las autoridades iraníes aseguran tener la situación relativamente controlada pero temen una segunda ola de la enfermedad y su efecto en la maltrecha economía, escasa de reservas que permitan ofrecer grandes paquetes de ayuda a la población.

Por ello, el presidente, Hasan Rohaní, anunció hoy que ha solicitado retirar mil millones de dólares del Fondo Nacional de Desarrollo para apoyar tanto al sector sanitario como a las empresas con problemas económicos y las familias más desfavorecidas.

El Ejecutivo está a la espera de la aprobación del líder supremo: "Esperamos que acepte (...) necesitamos ese presupuesto para equipar los hospitales", agregó Rohaní.

Irán está bajo fuertes sanciones de EEUU que dificultan su acceso a medicamentos y equipamientos médicos, por lo que Teherán ha pedido a Washington que ponga fin a esa política de máxima presión para mejorar la lucha contra el coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y numerosos países han enviado a Teherán cargamentos de ayuda médica con mascarillas, trajes protectores y equipos de diagnóstico del COVID-19.

Las últimas ayudas otorgadas a Irán fueron efectuadas hoy por China y Tailandia, que entregaron cargamentos en las embajadas iraníes en los respectivos países.

No obstante, Rohaní insistió en esta jornada en que la situación de Irán es "mejor que la de muchos países del mundo, a pesar de estar bajo la presión de las sanciones".

Irán tiene la ventaja de ser relativamente autosuficiente debido a tantos años de sanciones, por lo que las autoridades han puesto numerosas fábricas, entre ellas del Ejército, a producir el material necesario e incluso han desarrollado a nivel local el kit de diagnóstico del coronavirus.

En los últimos días, las autoridades también han decidido endurecer las medidas para controlar la pandemia con el cierre de centros comerciales, bazares y parques, entre otros.

Además, comenzaron a controlar desde hoy las salidas y entradas de las ciudades en aplicación de una nueva normativa que prohíbe los desplazamientos.

La Prensa