Donald Trump ignora saludo de Nancy Pelosi y ella le rompe el discurso

El jefe de la Casa Blanca presentó esta noche su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso

La presidenta de la Cámara de Representantes quedó con la mano en al aire. Foto: AFP
La presidenta de la Cámara de Representantes quedó con la mano en al aire. Foto: AFP

Washington, Estados Unidos.

“Si vienen ilegalmente, serán expulsados rápidamente. Entramos en acuerdos históricos de cooperación con los Gobiernos de México, Honduras, El Salvador y Guatemala. Como resultado de nuestros esfuerzos sin precedentes, los cruces ilegales cayeron un 75% desde mayo, con una caída de ocho meses seguidos”, dijo el presidente Donald Trump durante el discurso anual del Estado de la Nación.

Ante el Congreso, Trump sacó pecho de la reducción del flujo de inmigrantes desde México, asegurando que ha disminuido como resultado de “los esfuerzos sin precedentes” de su Administración. Además, aseguró que para principios del próximo año el muro fronterizo con México tendrá más de 800 kilómetros construidos.

“Ya hemos completado más de 165 kilómetros y habrá más de 500 millas (805 kms) a principios del próximo año”, sentenció el mandatario sobre su proyecto bandera para combatir la entrada de inmigrantes indocumentados por la frontera sur de su país.

“Mi administración ha emprendido un esfuerzo sin precedentes para asegurar la frontera sur. Antes de llegar yo a la Oficina Oval, si llegabas ilegalmente en nuestra frontera sur y eras arrestado, eras liberado y se te permitía ingresar a nuestro país, para que nunca más te volvieran a ver... si vienes ilegalmente, ahora serás expulsado rápidamente”, agregó.

También criticó a las ciudades santuario: “En las ciudades santuario las autoridades ordenan a la policía que libere a delincuentes criminales para que sigan entre el público en vez de entregarlos a las autoridades federales para ser removidos”.

Y aprovechó para atacar a los demócratas, usando el tema de la migración ilegal. “Si forzar a los contribuyentes estadounidenses a brindar atención médica ilimitada y gratuita a extranjeros ilegales les parece justo, entonces apoyen a la izquierda radical. Pero si cree que deberíamos defender a los estadounidenses, entonces apruebe la legislación para prohibir la atención médica gratuita del Gobierno para los ilegales!”, sentenció.

Pero el discurso de Trump también dejó en evidencia la tensión política previo a la votación en el Senado, donde hoy decidirán si lo absuelven de los dos dos cargos en su contra. Con mayoría republicana en la Cámara Alta, la moneda está a favor del presidente, quien buscará la reelección en las elecciones de noviembre.

Al comienzo de la noche, el mandatario republicano no dio la mano a la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi. Al entregarle su discurso del estado de la Unión la dejó con la mano extendida. Al finalizar, las cámaras captaron cuando Pelosi, de espaldas a Trump, se paraba y rompía su copia del discurso del 45 presidente de EEUU.

La Prensa