Australia da la bienvenida a 2020 envuelta en humo

Sídney celebró su tradicional show con fuegos artificiales pese a las peticiones para donar el dinero a los bomberos.

VER MÁS FOTOS
Más de 5 millones de dólares costó el espectáculo de luces en Sídney para recibir el 2020./AFP.

Sídney, Australia.

Australia inició con las celebraciones del Año Nuevo en todo el mundo brindando un espectáculo de fuegos artificiales, pese al humo procedente de los incendios que asolan ese país desde hace varios días.

Sídney realizó su tradicional y deslumbrante exhibición de pirotecnia sobre la bahía del puerto a la que asistieron miles de turistas y locales.

El humo tóxico ha asfixiado Sídney durante semanas y 280,000 personas firmaron una petición para que se cancelara el espectáculo de fuegos artificiales.



Sin embargo, no hubo espectáculos de pirotecnia ni en la capital australiana, Canberra, ni en los suburbios del oeste de Sídney a causa del mal tiempo.

Quienes no querían fuegos artificiales pidieron que los 4,5 millones de dólares estadounidenses que costó el espectáculo se utilizaran para combatir los incendios, pero las autoridades alegaron que el acontecimiento reportaba a la ciudad unos 91 millones de dólares y que cancelar el evento no ayudaría a las ciudades afectadas por el fuego.

"Nos hemos comprometido en aprovechar el enorme poder del evento para recaudar más dinero para combatir la sequía y los incendios en las comunidades afectadas", declaró el alcalde de Sídney, Clover Moore.

Cientos de miles de personas pudieron disfrutar de un espectáculo hecho con más de 100,000 bengalas.

Celebraciones en medio de la agitación

En cuanto los relojes den la medianoche, las ciudades de Asia, Europa, África y América se verán inundadas de celebraciones, aunque en muchos casos se produzcan en un contexto agitado y de protestas políticas.



Tras más de seis meses de protestas casi diarias, Hong Kong cerró el 2019 con varias manifestaciones prodemocracia convocadas en Nochevieja.

Los manifestantes formaron cadenas humanas en las concurridas calles del centro y también en barrios residenciales.

Los surcoreanos marcaron el comienzo de 2020 con una ceremonia tradicional de campanas. Miles de personas observaron el ritual en el centro de Seúl, junto a las actuaciones de estrellas del pop coreano.

Vea: Así celebró el mundo la bienvenida a 2020

En París, cada año se reúnen entre 250,000 y 300,000 personas en la avenida de Campos Elíseos para dar la bienvenida al año nuevo. Esta vez la afluencia podría ser menor a causa de una huelga de transportes que ha alterado el día a día de la capital desde hace semanas.

La medianoche de Londres estará marcada por las campanadas del Big Ben, que ha estado en silencio durante unas largas obras de restauración. Asimismo, los londinenses despedirán el último año antes del Brexit con el tradicional espectáculo de fuegos artificiales sobre el Támesis.

En Moscú, el presidente Vladimir Putin pronunciará su tradicional discurso de Año Nuevo, 20 años después de alcanzar la presidencia tras la sorprendente renuncia de Boris Yeltsin durante su discurso de fin de año de 1999.

Rusia celebrará la nueva década en varios husos horarios. Los capitalinos, por su parte, podrán disfrutar de un castillo de fuegos artificiales sobre el Kremlin.


La Prensa