Más noticias

EEUU: aumenta deportación de niños migrantes que solicitaron asilo

Las nuevas restricciones impuestas por Trump afectan a menores no acompañados que llegaron a Estados Unidos en los últimos meses ICE opta por disuadir a inmigrantes.

Política. Los inmigrantes que crucen ilegalmente a Estados Unidos sin pedir asilo en un tercer país serán deportados. AFP
Política. Los inmigrantes que crucen ilegalmente a Estados Unidos sin pedir asilo en un tercer país serán deportados. AFP

WASHINGTON.

La administración de Donald Trump redoblará las deportaciones de los menores no acompañados que solicitaron asilo a Estados Unidos en los últimos dos meses, informaron ayer funcionarios de alto rango de los departamentos de Justicia y de Seguridad Nacional (DHS).

Los funcionarios explicaron parte del nuevo reglamento que prohíbe el acceso al asilo a miles de migrantes centroamericanos que primero hayan pasado por otro país antes de llegar a la frontera sur de EEUU. Los inmigrantes de Honduras, Guatemala o El Salvador deberán por tanto presentar una solicitud a México antes de poder hacerlo en Estados Unidos.

“Esta medida disuadirá a muchos inmigrantes, particularmente a los que intentan obtener asilo presentando motivos falsos”, afirmó Ken Cuccinelli, director interino de servicios de inmigración. El reglamento se aplicará de forma retroactiva al pasado 16 de julio, y las autoridades de Inmigración regresarán a todo migrante que no pueda demostrar que pidió asilo en otro país, indicaron los funcionarios del DHS. Las autoridades también confirmaron que devolverán a niños migrantes que lleguen a la frontera sin sus padres.

Las medidas migratorias de Trump
-Muro en la frontera.El mandatario liberó 3,600 millones de dólares del Departamento de Defensa para la construcción de 280 km de muro que prometió levantar en la frontera sur.

-Separación militar.Una de sus políticas más cuestionadas fue la tolerancia cero, con la que separó a unos 5,000 niños migrantes de sus padres en la frontera.
-Presión a México.Trump logró que el Gobierno de México frenara el paso de migrantes a EUA tras amenazar con imponer impuestos a todas sus exportaciones a Estados Unidos.

-Suspende Asilo. Su última victoria se da tras la aprobación del Supremo a su Gobierno para que niegue asilo a los migrantes que no lo pidan antes en un tercer país.

La restricción “no se aplica si el extranjero demuestra que solicitó protección de persecución o tortura, y recibió una adjudicación de su caso en los terceros países por donde transitaron”, explicó uno de los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que no fue identificado. Si esos países les niegan la protección, entonces los migrantes podrán solicitar asilo, siempre y cuando demuestren que hicieron la petición en otro país, agregó el funcionario.

Estados Unidos ha deportado entre enero y el 6 de septiembre a 424 menores hondureños, de ellos 287 son niños y 137 niñas, según un informe del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras.

Rechazo

El máximo tribunal de Estados Unidos dio el aval de forma temporal al Ejecutivo de Trump de denegar el asilo a inmigrantes indocumentados, en su mayoría centroamericanos, en la frontera, si no han pedido este estatus en México u otros países por los que hayan pasado.

Ello en la práctica frenará en gran medida la entrada de migrantes de México y Centroamérica en Estados Unidos, dado que muchos de esos países en la región no cuentan con infraestructuras para atender tales peticiones de asilo.

Bloqueo de asilo hasta 2020 El fallo de la Corte Suprema se aplicará temporalmente mientras se litiga en tribunales, pero podría extenderse hasta las elecciones de 2020.

“Lamentamos el impacto que esta normativa tendrá en los solicitantes de asilo”, declaró el portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Andrej Mahecic.

Recordó que “cualquier persona que huya de la violencia o la persecución debe poder acceder a protección internacional y a los adecuados procedimientos de asilo”.

La semana pasada, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, informó que al menos 35,000 solicitantes de asilo permanecen bloqueados en zonas fronterizas de México en lo que va de año.