Más noticias

Acusan a Daniel Ortega de violar Carta Democrática por rechazo a OEA

La oposición afirma que el Presidente teme que la OEA exponga “sus mentiras”.

Veto. Ortega prohibió el ingreso a Nicaragua del embajador de EEUU ante la OEA, Carlos Trujillo. AFP
Veto. Ortega prohibió el ingreso a Nicaragua del embajador de EEUU ante la OEA, Carlos Trujillo. AFP

MANAGUA.

El Gobierno de Nicaragua violó la Carta Democrática Interamericana al negar el ingreso de la comisión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) encargada de impulsar un diálogo ante la crisis local el pasado sábado, informó la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

El régimen de Daniel Ortega prohibió el ingreso de siete diplomáticos que buscaban impulsar un diálogo con el Gobierno ante la crisis, entre ellos el embajador de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo, y Gonzalo Koncke, jefe de gabinete del secretario general del organismo, Luis Almagro.

“Este rechazo no solo reafirma la violación a la Carta Democrática de la que Nicaragua es miembro parte y a la declaración de la Asamblea General de la OEA en Medellín, también implica que el régimen continúa cerrando sus opciones de mediación para una resolución al conflicto”, señaló la Alianza en un comunicado.

Crímenes
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) señala al Gobierno de Nicaragua como responsable de crímenes “de lesa humanidad” en el marco de la crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos y más de 60,000 exiliados en los últimos dos años.

La oposición de Nicaragua acusa a Ortega de la muerte, desaparición y arresto de cientos de personas, así como del exilio de decenas de miles, desde el estallido social en su contra en abril de 2018.

La Asamblea General de la OEA mandó en junio pasado al Gobierno de Ortega y a la Alianza Cívica reanudar un diálogo para una salida pacífica a la crisis, y ordenó al organismo crear una comisión para impulsar las negociaciones, sobre lo cual ese grupo deberá entregar un informe del caso en noviembre.

“Esta actitud (de Ortega) muestra tanto el temor a que le desvelen una vez más e in situ todas sus mentiras y artimañas que ya no puede esconder, como el desprecio a los esfuerzos de la comunidad internacional”, sostuvo la Unidad, la organización más amplia de opositores nicaragüenses. Además del rechazo a Trujillo y Koncke, el Gobierno de Nicaragua hizo lo mismo con el subsecretario de Asuntos de América del Ministerio de Exteriores de Argentina, Leopoldo Francisco Sahores, y la representante de Panamá en la OEA, Elisa Ruiz Díaz, miembros de la comisión.

Un proceso de aplicación de la Carta Democrática Interamericana se mantiene abierto para Nicaragua por “rompimiento del orden constitucional” y, de ejecutarse, suspendería al país del organismo.