Más noticias

Guardia Costera de EEUU busca a los desaparecidos por el huracán Dorian

El Gobierno afirma que los cuerpos de decenas de personas no podrán ser recuperados tras ser arrastrados por el mar durante el huracán. Más de 70,000 se quedaron sin hogar.

Ninguna casa quedó en pie en Cayo Tesoro, arrasado totalmente por el huracán. AFP
Ninguna casa quedó en pie en Cayo Tesoro, arrasado totalmente por el huracán. AFP

NASSAU.

Una semana después del paso del huracán Dorian por el norte de las Bahamas, nada consuela a las miles de personas que siguen sin poder salir de las zonas afectadas y que lo perdieron todo en el temporal.

Cientos de personas evacuadas llegaron ayer a Nueva Providencia, donde se encuentra la capital de Bahamas, Nassau, supervivientes del huracán Dorian que arrasó Gran Bahama y las islas Ábaco.

LEA: Dorian deja inundaciones en Canadá tras haber devastado Bahamas

La cifra oficial de muertos es de 44, confirmó ayer a los medios locales el ministro de Salud del archipiélago, Duanes Sands, quien reiteró que el número subirá “significativamente” y que los cadáveres de algunas personas nunca podrán ser recuperados ya que fueron arrastradas a alta mar en medio de la tormenta.

Un total de 36 se produjeron en las Ábaco, donde residían unas 17,000 personas, y ocho en Gran Bahama, con una población de 51,000.

Las claves
1-Dorian dejó al menos 70,000 personas sin hogar en las islas más afectadas: Ábaco y Gran Bahama, según la ONU, cuyo Programa Mundial de Alimentos ha entregado casi 15,000 comidas y toneladas de equipos en la región.

2-Senadores estadounidenses pidieron al presidente Trump que suspenda los requisitos de visa para los bahameños que tienen familiares en EEUU.

Se espera que la cifra aumente considerablemente debido a que cientos de personas siguen desaparecidas. Sobrevivientes consultados los últimos días por AFP en Ábaco, temían lo peor.

“Hay muertos en todas partes”, “los cuerpos siguen tirados”, declararon mientras intentaban por todos los medios abandonar su isla, privada de agua y electricidad, donde los desechos se acumulaban en medio de los escombros bajo un calor intenso.

Un total de 274 fuerzas de la defensa de Bahamas y la policía se encuentran en Ábaco, y 666 en Gran Bahama, acompañados por personal de la Guardia Costera de Estados Unidos y personal de varias ONG, entre otros.

Kr Bahamas2 090919(800x600)
Los bahameños buscan huir a Nassau o EEUU tras perder sus hogares. AFP

Los que aún siguen sin poder salir se enfrentan a la falta de comunicaciones, combustible, seguridad y agua potable, y, lo que es peor, a no volver a vivir en su casa y estar rodeado de sus pertenencias. Ni el haber sido salvado, ni el agua que no han tenido en días ni la comida que reciben a su llegada a Nassau u otros lugares de Bahamas no afectados por Dorian, sirve para calmar la ansiedad que sienten los supervivientes que afrontan el futuro sin nada.

Las más afectadas en Ábaco han sido las comunidades de Cayo Tesoro, Puerto Marsh y el Cayo de Man-O-War, así como la isla de Moore, mientras que en Gran Bahama, High Rock, prácticamente no existe.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, quien advirtió que la devastación causada por el huracán durará “generaciones”, dijo ayer que Nassau no podía “acoger a todas las víctimas”, que temporalmente se alojarán en tiendas de campaña. Las autoridades temen que las malas condiciones sanitarias empeoren el balance de víctimas mortales del huracán.