Más noticias

Guatemala: presentan otra acusación por sobornos contra Otto Pérez

La Cicig y el Ministerio Público lo acusan de integrar la “Red de poder, corrupción y lavado de dinero” Se benefició del cobro millonario de comisiones ilícitas por contratos con el Estado.

El expresidente Otto Pérez Molina, según la Cicig, obtuvo sobornos de contratistas del Estado.AFP
El expresidente Otto Pérez Molina, según la Cicig, obtuvo sobornos de contratistas del Estado.AFP

GUATEMALA.

El expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina (2012-2015), fue imputado ayer por un nuevo caso de corrupción tras una investigación del Ministerio Público y de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig), que el 3 de septiembre concluye su mandato en el país.

Según la Cicig, Pérez Molina, entre otros, integraron la “Red de poder, corrupción y lavado de dinero” para obtener una serie de beneficios producto del cobro millonario de comisiones ilícitas por contratos con el Estado.

El caso, divulgado el 5 de agosto, se sustenta en más de 15 declaraciones testimoniales, información bancaria y evidencia proveniente de otros casos de corrupción, como el de Construcción y Corrupción, Cooptación del Estado y Negociantes de la Salud, de acuerdo con el organismo de las Naciones Unida y la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci) del Ministerio Público.

Entre las rejas
El exgobernante está procesado (junto a su exvicepresidenta, Roxana Baldetti) por otros casos de corrupción, entre ellos “La Línea”, que según la Cicig y la Feci, se dedicaba al contrabando aduanero.

Durante el análisis realizado por ambas instituciones, establecieron que en distintos períodos y Gobiernos, la red se aprovechó de sus cargos para solicitar y obtener sobornos de contratistas del Estado que utilizaron bufetes de abogados y constructores para encubrir el origen y lavar los recursos a través de sociedades off shore con sede en Panamá y Belice.

La investigación evidenció que uno de los principales operadores de esa organización, integrada también por empresarios y abogados de alto perfil, había sido Gustavo Adolfo Alejos, quien fue secretario privado del expresidente Álvaro Colom (2008-2012).

2015
Desde septiembre de ese año el expresidente Pérez Molina se encuentra en prisión preventiva.

Alejos le entregó a Pérez Molina poco después de haber sido elegido como presidente de Guatemala una lujosa casa como un presente para garantizar, asegurar y recibir de él favores o beneficios, y con el fin de ocultar esa dádiva, el exsecretario privado de Colom simuló un contrato de arrendamiento, dijo la Cicig.

Pérez Molina, quien acudió ayer a la primera audiencia de este caso en el Juzgado de Mayor Riesgo D que preside Érika Aifán, está acusado de los delitos de lavado de dinero y asociación ilícita. Antes de ingresar a la sala, el expresidente dijo a los periodistas que él y su abogado, César Calderón, ya habían leído todo el expediente de la acusación y que no habían encontrado nada en su contra, por lo que arremetió de nuevo en contra de la Cicig.

Manifestó que los señalamientos son “una de las últimas patadas de ahogados que está dando la Cicig para dejar armados unos caos que no tienen sustento, fundamento y argumentos sólidos”.

EEUU presiona a Giammattei por acuerdo

WASHINGTON. EEUU urgió al presidente electo de Guatemala, Alejandro Giammattei, a implementar el acuerdo migratorio alcanzado entre ambos países, sobre el cual el político guatemalteco ha expresado reparos.

En un mensaje difundido por la Casa Blanca, el asesor del presidente Donald Trump en asuntos latinoamericanos, Mauricio Claver-Carone, felicitó a Giammattei por su triunfo el domingo, subrayando que aceptar el pacto con EEUU permitiría a Guatemala ingresar en un “período histórico” de la relación bilateral.

“Este acuerdo histórico solo beneficiaría a guatemaltecos”, señaló el alto funcionario en el video publicado el jueves. “No perdamos esta oportunidad. ¡Ayudémonos mutuamente!”, enfatizó en español.

Giammattei, que debe asumir el poder en enero, dijo que ve “con preocupación” el convenio alcanzado con Washington por el gobierno de Jimmy Morales para que Guatemala acoja a migrantes que atraviesen su territorio en su ruta a EEUU.