EEUU pone la mira en el sucesor del Chapo, Mayo Zambada

Tras condenar al Chapo, EEUU ofrece $5 millones por la captura del nuevo jefe del cartel de Sinaloa.

El Mayo Zambada asumió el poder en el Cartel de Sinaloa tras la captura y extradición del Chapo Guzmán.
El Mayo Zambada asumió el poder en el Cartel de Sinaloa tras la captura y extradición del Chapo Guzmán.

Ciudad de México.

El Cartel de Sinaloa aún tiene la mayor presencia de distribución en Estados Unidos, pese a que su ex líder Joaquín 'El Chapo' Guzmán se encuentra preso en una cárcel de máxima seguridad en Nueva York, según un informe de publicado por la DEA la semana pasada

El sucesor del Chapo en México, Ismael El Mayo Zambada, socio por muchos años de Guzmán Loera aún se encuentra en libertad en las montañas del Triángulo Dorado y de acuerdo a expertos mantiene un perfil bajo.

Se cree que 'El Mayo' se hizo cargo de las operaciones del Cartel de Sinaloa cuando Guzmán fue capturado en 2016.

Desde entonces, Zambada ha consolidado el poder del Cartel de Sinaloa, diversificándose a otras actividades criminales además del tráfico de drogas y aprovechando los golpes a su rival el Cartel Jalisco Nueva Generación, dijo un ex agente de la DEA.



Con el Chapo tras las rejas y a la espera de una sentencia de cadena perpetua, Estados Unidos pone a hora la mira en El Mayo, por cuya captura ofrecen $5 millones de recompensa.

"Ha estado administrando el cártel de Sinaloa mientras el Chapo fue encarcelado y extraditado. (...) Zamabada goza de un tremendo respeto entre la tropa del cártel", indicó el exagente de la DEA Mike Vigil.

Capturar o eliminar a Zambada disminuiría e incluso fragmentaría al cartel, realidad de la que el capo parece estar consciente y ello explicaría su discreto perfil, en contraste con la debilidad de Guzmán por la fama, las mujeres y los excesos.

Se cree que Zambada permanece atrincherado entre las montañas de Sinaloa, rodeado de una férrea seguridad y renuente a salir de la zona pese su estado de salud, mellado por la diabetes y sus más de 70 años.

La defensa de Guzmán en el juicio centró su alegato en que Zambada sería el verdadero líder del cartel, aunque en México siempre ha sido visto como el segundo al mando.

Pero Vigil señala que la sola captura de los capos no ha dado los frutos esperados, que también es necesario ir tras su fortuna y sus bienes.

"Necesitamos ir tras sus fuentes de ingreso, así estén en Colombia, Perú, Bolivia. Es necesario desmantelar de arriba a abajo a estas organizaciones porque hemos visto que la captura de sus líderes provoca que se fragmenten en otros pequeños cárteles o grupos criminales (...) que pelean por el control de territorios. Esto ha llevado a asesinatos, a masacres", subraya Vigil.

'Los Chapitos', Iván y Alfredo Guzmán, hijos mayores del Chapo siguen en la escala de poder del cartel. Ellos se encargan de las armas, la logística y la ventas de drogas en pequeña escala, según el reporte de la DEA.

El Cartel, con presencia en 17 estados de México, sigue siendo el principal proveedor del mercado estadounidense en drogas sintéticas (fentanyl y metanfetamina) además de la heroína y cocaína.

"Tanta violencia"

Expertos estiman que en México actúan alrededor de un centenar de células criminales, muchas formadas por pistoleros antaño al servicio de cárteles y que sin un jefe dominan territorios sembrando violencia.

Estas células, señala de su lado el periodista Jesús Reveles, lo mismo secuestran, roban, extorsionan, trafican combustible o cobran derecho de paso. "Por eso hay tanta violencia", resume.

La cifra de homicidios en México rompe marcas año con año. En 2018 se disparó a 33.341, récord desde que inició el registro, en 1997.

Vea: Así vivía El Chapo Guzmán en las montañas de Sinaloa

Desde diciembre de 2006, cuando se lanzó un polémico operativo militar antidrogas, se han registrado más de 200.000 asesinatos, según cifras oficiales que no detallan cuántos casos estarían ligados a la crimen organizado.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, busca enfrentar la escalada violenta con la creación de una guardia nacional, conformada por elementos de fuerzas federales.

López Obrador dijo que su gobierno es respetuoso del proceso judicial contra Guzmán y llamó a quienes están en actividades ilícitas a que recapaciten.

"Nosotros somos respetuosos de esos procesos legales. No le deseamos mal a nadie, me gustaría que quienes toman estos caminos recapaciten y piensen que es un don muy preciado la libertad", dijo en conferencia de prensa.

La Prensa