EEUU devuelve a primer migrante hondureño solicitante de asilo    

El Gobierno de EEUU inició el retorno de los migrantes centroamericanos para que permanezcan en México.

Carlos Catarlo Gómez, un solicitante de asilo de Honduras, regresa a México desde los EEUU. Foto: AFP
Carlos Catarlo Gómez, un solicitante de asilo de Honduras, regresa a México desde los EEUU. Foto: AFP

Tijuana, México.

Un hondureño fue el primer migrante centroamericano que ingresó por esta ciudad, como parte del protocolo por el que Estados Unidos devuelve al país a solicitantes de asilo, en tanto resuelve su situación.

Carlos Catarlo Gómez entró a territorio nacional alrededor de las 10:52 horas, tiempo local.

"Voy directamente para mi lugar, donde voy a mi estadía, porque vengo cansado", declaró a su llegada.

El Gobierno de Estados Unidos inició hoy el retorno de los migrantes centroamericanos para que permanezcan en México mientras se resuelve su proceso de asilo, a lo cual México accedió.

Estados Unidos pretende reducir así los casos de "asilo fraudulento", en los que los inmigrantes, aunque dicen que van a pedir el asilo, "a menudo no presentan una solicitud de asilo y/o desaparecen antes de que un juez de inmigración pueda determinar los méritos de cualquier petición" una vez son puestos en libertad.

Lea más: EEUU enviará "varios miles" de efectivos más a frontera con México

Washington justificó su nueva estrategia "en respuesta a la crisis de migración ilegal que encara" Estados Unidos, argumentando que a lo largo de los últimos cinco años se ha registrado un incremento de 2.000% de solicitudes de asilo.

"Muchos potenciales migrantes saben que solicitar asilo les da una oportunidad de permanecer en los Estados Unidos incluso si no tienen un argumento válido para el asilo. La mayoría de estos argumentos no cumplen con los requisitos necesarios. De hecho, nueve de cada diez solicitudes de asilo son rechazadas por un juez migratorio", explicó la sede diplomática.

Así, los migrantes que entren a Estados Unidos serán procesados por autoridades migratorias, se les dará una notificación para presentarse a una audiencia en una corte migratoria, y regresarán a México durante el tiempo que dure el proceso.

Aquellos cuyos argumentos sean determinados como válidos por jueces estadounidenses recibirán estatus de asilo y podrán permanecer en Estados Unidos, y los que carezcan de argumentos válidos serán repatriados a sus países de origen.

Hasta ahora, los solicitantes de asilo podían esperar su audiencia estando en libertad en Estados Unidos, y muchos de ellos se esfumaban en el país sin atender la cita.