Más noticias

China oxigena a una Venezuela asfixiada

Maduro logra cooperación para suministro de productos farmaceúticos, extracción de oro y exploración gasífera

El presidente venezolano Nicolás Maduro junto con su homólogo chino, Xi Jinping en Pekín.

Pekín, China.

El presidente Nicolás Maduro firmó ayer en Pekín acuerdos energéticos y mineros por varios miles de millones de dólares, un nuevo y crucial apoyo de China para Venezuela, sumida en la peor crisis económica de su historia moderna.

Maduro fue recibido con honores militares por el mandatario chino, Xi Jinping, quien le aseguró que su gobierno apoyaba “los esfuerzos (de Caracas) para alcanzar un desarrollo nacional estable” según la televisión pública CCTV.

China “está dispuesta a reforzar el intercambio de experiencias con Venezuela sobre la forma de gobernar el país”, declaró Xi Jinping.

Previamente, el líder venezolano rindió homenaje a Mao Zedong en su mausoleo. “Me he sentido muy conmovido porque realmente es recordar a uno de los grandes fundadores de lo que ya es un siglo XXI multipolar”, un “gigante de la patria humana” y “un gigante de las ideas revolucionarias”, aseguró Maduro en declaraciones divulgadas por la cadena venezolana VTV.

Muy pocos dirigentes extranjeros han visitado el mausoleo de Mao, cuyo poder de 1949 hasta su muerte en 1976 estuvo marcado por decenas de millones de muertos, las hambrunas del “Gran salto adelante” y la represión y la violencia de la “Revolución Cultural”. El expresidente cubano Raúl Castro fue el último en acudir al lugar, en 2005.

Maduro también se reunió con el canciller chino, Wang Yi, para la firma de 28 acuerdos. Son “miles de millones de dólares en inversiones para hacer realidad el desarrollo de nuestras empresas mixtas en el campo petrolero”, sostuvo Maduro.

“Estamos avanzando... en el proceso de producción conjunta de petróleo para el beneficio compartido”, agregó.

Estos protocolos incluyen una cooperación reforzada en la exploración gasífera en Venezuela, una “alianza estratégica” en la extracción de oro y el suministro al país sudamericano de productos farmacéuticos, en grave escasez. También buscan aumentar la producción en la Faja Petrolífera del Orinoco, que posee el mayor reservorio de crudo del mundo, detalló la estatal venezolana PDVSA.