Croché: el tejido de moda este verano

El ganchillo toma un nuevo aire este verano gracias a los versátiles diseños que grandes firmas de moda han lanzado en sus colecciones de temporada

Desde que Jane Birkin se casara con un vestido de croché, esta técnica artesanal ha cautivado a Jennifer Aniston, Rihanna o la duquesa de Cambridge, pero también a la generación Z, fan de la moda sostenible, y a firmas de lujo que se decantan por una moda lenta, romántica, bohemia y con mucha luz.

El ganchillo es sinónimo de verano, de vacaciones y de un espíritu relajado que se contextualiza en la época jipi y, por supuesto, no se puede pasar por alto “ese ambiente dulce y familiar en el que las mujeres se reunían por las tardes para hacer labores”, explica Alicia Hernández, experta en moda.

La pandemia y el confinamiento han ayudado a poner en valor la sostenibilidad, la moda lenta y, sobre todo, el ganchillo, ese amor por las labores que tanto practican abuelas y madres.

El sector de la moda se ha dado cuenta del interés que suscita el ganchillo y propone vestidos, cropped top, faldas, chalecos, biquinis o bolsos de este tejido.

Existe una verdadera locura por el ganchillo. Basta con ver las propuestas de Botegga Veneta, Altuzarra, Jil Sander, Isabel Marant, Fendi o Celine, que ofrecen prendas artesanas que beben de la estética retro y el reciclaje de prendas antiguas.