Bridgerton, moda victoriana ¡y sexy!

La nueva serie de Netflix se ha posicionado entre las favoritas y ya es tendencia en moda

Una mezcla de Gossip Girl con Jane Austen, un homenaje a la cinta María Antonieta de Sofia Coppola y un drama feminista donde los hombres son objeto del deseo, son algunas de las descripciones que se le han atribuido a la serie Bridgerton, creación de la famosa productora Shonda Rhimes, autora de series como Grey's Anatomy y Scandal y recién estrenada en Netflix.

Y es que esta obra situada en el siglo 19 muestra los apuros de las mujeres jóvenes de la época por luchar y encontrar su lugar en la sociedad y no resignarse a ser meras esposas decorativas. Es un manifiesto feminista envuelto en moda, una fantasía donde personajes de color, como la reina misma o el protagonista, se mezclan con toda una serie de razas y nacionalidades.

"No nos interesaba reflejar el universo de Jane Austen porque éste no es el típico drama histórico, sino un mundo más ficcionado, más sexy", afirma Ellen Mirojnick, encargada del vestuario, hecho que justifica que las heroínas luzcan muy escotadas, con melenas sueltas en bailes de gala o colores muy vivos, así como toda clase de estampados con flores y plantas.

netflix2.7(800x600)

Varios personajes que lucen prendas renovadas, actualizadas y listas para poder usarse sin ningún problema en el mundo actual.

Además, todas prescinden de los sombreros y se atreven a utilizar mangas cortas, hechos que no estaban permitidos en esa época, además de que hay muchas libertades en cuanto a las telas usadas, muchas de las cuales no existían en ese período histórico.

Basada en las novelas de Julia Quinn, cuyo éxito hizo que fueran traducidas a más de 32 lenguas, esta serie, situada en 1813, tiene una protagonista (la actriz Phoebe Dynevor) y varios personajes que lucen prendas renovadas, actualizadas y listas para poder usarse sin ningún problema en el mundo actual, ya que se parecen a los diseños de creadores tan famosos como Dior, Elie Saab, Chanel o Christian Lacroix.

netflix3.1(800x600)
Es un mundo sofisticado de sastrería en tonos que corresponden a las diversas familias, y que van desde los tonos pastel hasta los mas llamativos.

Una paleta de colores moderna, decorados, bordados, ornamentaciones, coronas, aretes, prendedores y dijes se recrean en un caleidoscopio de color y moda, aunado a las espectaculares locaciones que incluyen mansiones y palacios, grandes arreglos de flores y toda clase de viandas para tomar un brunch al aire libre o el té en la campiña inglesa. Eso sí: a ritmo de música actual como temas de Billie Eilish y Ariana Grande.

"Todo es sofisticado, elegante y sensual. Es un mundo sofisticado de sastrería en tonos que corresponden a las diversas familias, y que van desde los tonos pastel hasta los mas llamativos" agrega Mirojnick, quien también ha participado en cintas como Atracción Fatal y Bajos Instintos.

netflix4.3(800x600)
El duque siempre cviste on trajes muy elaborados con casacas bordadas o semidesnudo, posicionándose como símbolo sexual.


Y los galanes
El actor Regé-Jean Page se ha convertido en un fenómeno en las redes sociales desde el lanzamiento de esta serie hace algunos días. Encarnando al duque protagonista, aparece siempre con trajes muy elaborados con casacas bordadas y foulards de seda que podrían ser de Dolce & Gabbana. Pero tampoco dudan en quitarle la ropa a la menor provocación y presentarlo como un verdadero símbolo sexual.

En cifras
7 mil piezas creadas especialmente
238 personas trabajaron en el vestuario
104 vestidos especiales para la protagonista, Daphne Bridgerton
6 meses de elaboración para todo el guardarropa

netflix5.3(800x600)
Los actores Regé-Jean Page y Phoebe Dynevor son los protagonistas