Jason Wu fue el único qu,e de manera presencial, se presentó en la apertura de la noche del domingo. Rebecca Minkoff, lo hará el martes. Fotos Instagram
Jason Wu fue el único qu,e de manera presencial, se presentó en la apertura de la noche del domingo. Rebecca Minkoff, lo hará el martes. Fotos Instagram

Inicia Semana de la Moda de Nueva York sin sus grandes exponentes

Sin público, la New York Fashion Week busca apoyar a los diseñadores de EEUU

Nueva York, Estados Unidos | AFP |

Con pocos grandes nombres, prácticamente sin público y en una ciudad medio desierta, la Semana de la Moda de Nueva York, que se inaugura este domingo, muestra que no se rinde y tiende una mano a los diseñadores estadounidenses en medio de una crisis inédita.

Que nadie se moleste en buscar los nombres de Michael Kors, Tommy Hilfiger o Ralph Lauren, habituales pesos pesados del calendario. Pues no estarán presentes en esta Semana de la Moda que durará poco más de tres días, desde el domingo en la noche al miércoles.

Deseosos de vender parte de la mercancía que se les ha acumulado desde el comienzo de la pandemia y muchas veces afectados por una cadena de producción que se enlentecido en medio de la pandemia, los grandes diseñadores presentarán sus colecciones luego, fuera del usual calendario de la moda.

Mientras que Marc Jacobs renunció del todo a su colección primavera-verano 2021.

El único gigante de la moda que acudirá a la cita será Tom Ford, que presentará su colección virtual para el cierre del evento, la noche del miércoles.

Su presencia es símbolo de la voluntad del sindicato estadounidense de la moda (CFDA), del que es presidente, de apoyar a los diseñadores de todo tipo -algunos al borde del precipicio.

Históricamente los diseñadores estadounidenses de alta gama se han apoyado mucho en las tiendas por departamento, que ya estaban sufriendo complicaciones y que han caído una tras otra en medio de la pandemia, desde Barneys a Lord & Taylor o Neiman Marcus.

Los desfiles con público casi desaparecieron de esta edición, salvo raras excepciones, entre ellas el de Jason Wu en la apertura de la noche del domingo o el de Rebecca Minkoff, el martes.

La lucha aún en marcha de Estados Unidos por controlar la pandemia, explica las diferencias con las semanas de la moda de París, Milán o Londres, en las que los desfiles públicos fueron mucho más frecuentes.