'Los nuevos diseñadores no tienen el mismo compromiso con el mensaje de la marca. Nos da miedo que nos pase eso', expresa Stefano.
'Los nuevos diseñadores no tienen el mismo compromiso con el mensaje de la marca. Nos da miedo que nos pase eso', expresa Stefano.

Dolce&Gabbana, el futuro de un dueto italiano

Todo está listo para la sucesión, "no queremos acabar siendo los más ricos del cementerio", afirma Stefano Gabbana.

Aunque la dupla italiana formada por Domenico Dolce, 61 años, y Stefano Gabbana, 57, habían declarado muchas veces que cerrarían su negocio cuando fallecieran, recientemente han cambiado de opinión: el negocio seguirá activo en las manos de las nuevas generaciones de la familia Dolce, la cual ya está involucrada de alguna manera en este negocio familiar.

"Nos encantaría legar nuestro trabajo de 34 años continuo a nuestra familia", afirmó Stefano al diario Il Corriere della Sera, asegurando que quiere garantizar un futuro a esta empresa lejos de manos extrañas e inversores externos.

Y es que desde 1985, estos creadores han logrado trascender con su visión femenina, sofisticada y muy a la italiana que los ha hecho inconfundibles en el mercado actual lo mismo presentando a los influencers más exitosos en sus pasarelas, bolsas llevadas por drones en plena pasarela, invitando a Sophia Loren como madrina, que realizando espectaculares presentaciones de Alta Moda, la joya de sus colecciones, en lugares como La Scala de Milán o las ruinas de Agrigento.

Y en este proceso, los familiares de Domenico siempre han estado presentes desde el inicio de esta empresa, ya que su hermano Alfonso es director ejecutivo y su hermana Dora, es la directora de investigación y desarrollo de las líneas de pret-a-porter, pero también de manera discreta, hay sobrinas y sobrinos que trabajan en esta compañía que emplea a más de 5 mil quinientas personas en todo el mundo y que reportó ingresos en el 2019 de más de mil 350 millones de euros.

"A nosotros se nos hace muy raro ver las firmas con un diseñador nuevo. Hay mucho de eso ahora. Los nuevos diseñadores no tienen el mismo compromiso con el mensaje de la marca. Nos da miedo que nos pase eso", expresa Stefano quien junto con su compañero y ex-pareja, siempre han manejado su empresa muy al estilo familiar, muy a la italiana.

dolce web2.4(800x600)
Colección Primavera-verano 2020


Algunas polémicas
Pero llevar una empresa así, conlleva sus riesgos, como pudo verse en China cuando el desfile de Alta Moda de 2018 fue cancelado por un supuesto anuncio ofensivo y por unas declaraciones en la cuenta de Stefano, quien siempre ha asegurado que fueron hackeadas. Esto suscitó un gran escándalo en las redes de la que poco a poco se han ido recuperando afianzando las relaciones con el gobierno de aquel país.

"Si se comete un error, siempre hay otra oportunidad mañana. Mira las faltas de honradez que hay todos los días" afirma Alfonso respecto al incidente, muy parecido físicamente a Dominico, y quien se enorgullece en afirmar que son una compañía seria y con prestigio y que poco a poco, va restableciendo sus contactos con la Tierra del Dragón.

La nueva generación
Entre los nuevos miembros del equipo que tomarán el relevo eventualmente de estos dos grandes artistas de la moda, se encuentra Giuseppina Cannizzaro, quien es hoy encargada de la Alta Moda, sobrina de 40 años de Domenico, que comenzó trabajando en las tiendas de la compañía y en el backstage de sus desfiles de moda.

También se encuentra Christian Cannizzaro, hijo de 42 años de Dora y hermano de Giuseppina, el cual dirige las divisiones de calzado y accesorios, las cuales aportan aproximadamente a la compañía un 55% de sus ingresos.

Ambos se declaran felices de pertenecer a esta gran familia, y además como buenos italianos, tienen muchos hijos que ya se están involucrando en el negocio.

Así ,que todo está listo para la festiva sucesión, como sucede en Italia. " No queremos acabar siendo los más ricos del cementerio", concluyó Gabbana.

dolce web3.2(800x600)
D&G son un referente en la moda masculina