Regenere la piel con aloe vera

Durante el verano estamos expuestos al sol y esto puede traer problemas graves para nuestra piel

Lo primero que debemos hacer tras notar que nos hemos quemado con el sol es bajar la temperatura de la piel: aplicar frío, realizar duchas frías.

No utilices cremas demasiado densas que no dejarán que la piel se oxigene y se ventile y aún te irritarán más.Si te han salido ampollas no las revientes, es más, protégelas con una gasita esterilizada si están a punto de abrirse o se han abierto ya.

Si la quemadura es fuerte puede aliviarse con antiinflamatorios orales como el ibuprofeno. Una vez se ha bajado la temperatura de la piel, el segundo paso es hidratarla con productos nutritivos y regeneradores.

Savia de aloe vera: El jugo que desprenden las hojas de esta planta es perfecto para cualquier quemadura y no solo porque su textura fresca y gelatinosa alivie el dolor, sino también porque gracias a sus propiedades ayuda a regenerar la piel.

Avena: Te ayudará a evitar la comezón y el ardor de las quemaduras. Tras aplicarte la avena en la piel quemada notarás un efecto relajante.

Durante las 48 primeras horas bebe muchísima agua. Una quemadura en la piel va unida a una deshidratación. Cuando la quemadura es grave y hay ampollas en más del 20% del cuerpo, debes acudir al médico.

Ponerse aftersun, beber muchos líquidos o aplicar la savia de aloe vera ayudará a calmar el dolor de las quemaduras del sol.