Gobierno de Honduras nombra junta interventora para Invest-H

Dicha comisión tendrá 180 días para retormar las actividades y proyectos de la institución.

La junta interventora es transitoria y fue juramentada ayer en Casa Presidencial.
La junta interventora es transitoria y fue juramentada ayer en Casa Presidencial. /

Tegucigalpa, Honduras.

El Gobierno juramentó anoche a la junta interventora transitoria que asumirá por 180 días el control de Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H).

Con esto se reanudará de inmediato la ejecución de los proyectos sociales, productivos y comunitarios que se venían efectuando a través de Invest-H.

La junta la integran José Ernesto Leva Bulnes, quien la preside. Leva se desempeñó como gerente del Instituto de Previsión Militar (IPM).

También integra la junta interventora José Gustavo Boquín Suárez, actualmente presidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción, directivo del Régimen de Aportaciones Privadas y representante del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) ante Convivienda.

El tercer miembro de la comisión es José Alberto Benítez Portillo, subsecretario de Agricultura y coordinador nacional del Fideicomiso para la Reactivación del Sector Agroalimentario de Honduras (Firsa).

LEA: Conadeh ha recibido más de 3,000 solicitudes y denuncias durante emergencia

La misión que tiene la recién nombrada interventora es buscar la continuidad y cumplimiento de los proyectos, procesos, contratos y programas vigentes y en ejecución, por parte de Invest-H, con prioridad en el sector agroalimentario y de infraestructura vial.

Se informó que esta comisión tendrá todas las facultades que correspondan a los órganos de decisión superior, principalmente en lo que respecta a su funcionamiento, desarrollo y operación, ejerciendo por lo tanto todas las potestades de administración y dirección de las actividades.

Respecto a los hospitales móviles, la junta interventora recibió instrucciones de realizar las gestiones que legalmente correspondan para agilizar el desaduanaje y la pronta instalación de los mismos en San Pedro Sula y Tegucigalpa.

Esta será la primera de las misiones que tendrán que realizar cuando esa institución ha estado en el ojo del huracán por la presunta compra irregular de siete hospitales móviles a un intermediario que a su vez los compró en Turquía.

La Prensa