Medidas extremas aplicarían al Distrito Central si se llegan a disparar los casos de COVID-19

En el Distrito Central se suspendió durante una semana la primera fase de la reactivación económica.

El departamento de Francisco Morazán reportó hasta el 21 de junio la cantidad de 4,586 casos de coronavirus.
El departamento de Francisco Morazán reportó hasta el 21 de junio la cantidad de 4,586 casos de coronavirus.

Tegucigalpa, Honduras.

Ante el panorama que se vive en las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela por el alza en los contagios del COVID-19, las autoridades determinaron retroceder en el proceso de la reactivación inteligente de la economía en el Distrito Central.

Fue ayer en cadena de radio y televisión que se anunció el cierre de algunos sectores de la economía que se habían reabierto, tales como ferreterías y restaurantes. La medida fue acordada por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) y la Mesa Intersectorial.

"Esto obedece al repunte de casos y son medidas para evitar más muertes a causa del coronavirus, necesitamos la colaboración de la gente, no circule si no le toca hacerlo", exhortó el comisionado de Policía, Luiz Alonso Osavas.

Relacionada: Suspenden fase I de reapertura inteligente en el Distrito Central de Honduras

Esta nueva determinación tiene un tiempo inicial el cual podría extenderse o reducirse dependiendo de la responsabilidad de la ciudadanía para evitar la propagación del virus.

"Las medidas anunciadas tienen vigencia hasta el domingo 28 de junio, ya serán Sinager y la Mesa Intersectorial, dependiendo de la evolución de los contagios, quienes determinen lo que sucederá luego de esa fecha", explicó Osavas.

policias.545(1024x768)
La Policía se instaló en los puntos con mayor movimiento de vehículos y peatones.

Dentro de estas nuevas normativas se exceptuó el cierre de algunos comercios por ser de primera necesidad para la ciudadanía. "Quedaron autorizados los supermercados, algunos mercados, farmacias, bancos y cooperativas, esto en las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela", aclaró el funcionario.

Monitoreos

El portavoz de la Secretaría de Seguridad manifestó que serán más exigentes con los comercios para que apliquen las medidas de bioseguridad. Siguen vigentes las restricciones de movilidad conforme al último dígito de la tarjeta de identidad y operando solo los supermercados, bancos, farmacias, gasolineras y mercados autorizados.

OSABAS.3(800x600)
Comisionado Luiz Osavas

La primera fase comenzó el 8 de junio y se diseñó por tres regiones que se caracterizan por el impacto del COVID-19 y la densidad poblacional, en donde la incorporación de los trabajadores iba de manera gradual.

"Lógicamente en esta etapa que se suspende la primera fase de la reactivación inteligente, pues se va a ser mucho más estricto con las medidas de bioseguridad que se le exigen a los comercios", indicó.

Agregó que "nosotros tenemos una Unidad de Bioseguridad que está monitoreando el cumplimeinto de estos comercios, asegurándonos que se apliquen las medidas ya establecidas".

"El tema es preocupante porque muchas de las personas no creen que esta situación sea real, eso los pone a ellos en una situación de riesgo y a su entorno inmediato como la familia, compañeros de trabajo",afirmó.

Acotó que "si nosotros mismos no tomamos las medidas es muy difícil que logremos realmente frenar los niveles de contagios, cada uno de los que residimos en el Distrito Central tenemos una responsabilidad porque nadie está exento de esto".

Trámites suspendidos

Asimismo, informó sobre la suspensión de los trámites para la ciudadanía en las oficinas de la Policía Nacional. El comisionado Osavas también dio a conocer la suspensión de los salvoconductos para el Distrito Central.

La Prensa