Más noticias

Negocios a punto de cerrar por los apagones en San Pedro Sula

Un 75% del agua que se consume en la ciudad es subterránea y ante la falta de energía las bombas no operan

El uso de plantas ha aumentado.
El uso de plantas ha aumentado.

San Pedro Sula, Honduras

“Ya no soportamos esta situación, no solo son los apagones programados sino que se va la energía y nadie hace nada ante las pérdidas que estamos teniendo”, dijo ayer María Montero, propietaria de una cafetería en el barrio Los Andes.

Problema
El uso de plantas aumentó en los negocios; otros prefieren cerrar mientras vuelve la energía.

Igual que ella, Jacinta Cruz, dueña de una repostería en el centro de la ciudad está de correr y a punto de cerrar su negocio. “Esto ya no se aguanta, los negocios que pueden tienen una planta, pero nosotros no tenemos y no nos queda más que cerrar”, dijo.

Indicó que cada semana están teniendo hasta tres apagones y lo más triste es que se les han dañado aparatos, los recibos siguen viniendo igual y cuando llaman a la Empresa Energía Honduras (EEH) solo dicen que hay mantenimiento.

Esa es la radiografía del sentir y pensar de los sampedranos que ya no soportan los apagones que están causando grandes pérdidas.

Cada día los ciudadanos están más inconformes con el servicio que presta la EEH al grado que extrañan la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee). Antes no estaba tan difícil esta situación y creímos que mejoraría, pero cada día es peor porque nadie responde y lo más grave es que anuncian aumentos sin tomar en cuenta ese pésimo servicio que está prestando la empresa, dice Manuel Tábora, un sampedrano residente en la colonia Smith.

Para los microempresarios la situación es caótica porque están a punto de cerrar sus negocios por los constantes apagones. “Esto nos tiene a todos de correr y estamos cansados; nosotros que tenemos un negocito, de qué sirven bonos si no los recibiremos”, explica Mirian Arriaga, quien se siente asfixiada por los recibos que le llegan y los apagones que no la dejan de afectar.