Tegucigalpa, Honduras.

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, convocó este jueves 22 de septiembre de 22, de manera urgente, al Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), para atender la emergencia por lluvias que se presenta en varios sectores del país.

La mandataria hizo uso de sus redes sociales para girar la instrucción a la institución, cuyas autoridades deberán presentarse este mismo día a las instalaciones de Casa Presidencial a las 3:00 de la tarde.

Ahí deberán elaborar un plan para abordar la crisis, que mantiene a miles de familias damnificadas debido a la activación de fallas geológicas, inundaciones y derrumbes.

Mientras tanto, las lluvias seguirán en las próximas horas en la mayor parte de regiones de Honduras, según el pronóstico del tiempo del Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), dependencia de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

“Continúa vaguada en superficie que produce lluvias y chubascos moderados y dispersos a ocasionalmente fuertes, acompañados de tormentas eléctricas sobre la mayor parte del territorio nacional”, explicó Luis Fonseca, pronosticador de turno de la entidad de previsión meteorológica.

Honduras está siendo afectada por lluvias, las más intensas en el norte y oeste, con inundaciones en partes bajas, lo que ha obligado a entes de protección civil a habilitar albergues para la población.

Alrededor de un millar de personas han sido evacuadas esta semana en Tegucigalpa, mientras que cerca de 300 estaban alojadas hasta el viernes en seis albergues, a las que se suman muchas que se han ido a vivir a casas de familiares o amigos, según las autoridades locales.

Los derrumbes han destruido más de un centenar de casas en al menos tres barrios vecinos conocidos como el Guillén, Nueva Santa Rosa y Cerrito Blanco, situados en el extremo noroeste de la ciudad.