Choloma, Honduras.

Gobernación de Cortés oficializó ayer la suspensión del alcalde Leopoldo Crivelli y en el cargo nombró de forma interina a la vicealcaldesa Elena Espinal Aguilar.

Ayer por la tarde, la gobernadora política de Cortés, Wiladina Chiang, llegó a la municipalidad y de forma oficial entregó el oficio a Espinal Aguilar, quien desde ayer comenzó de forma oficial sus funciones como máxima autoridad de Choloma.

La ahora alcaldesa manifestó a LA PRENSA que de acuerdo con el oficio asume de forma temporal, pero comenzará a ejecutar su cargo como corresponde para garantizar el bien de los cholomeños.

LEA: Honduras ha excarcelado a 2,773 presos en pandemia

A raíz de la pandemia, la alcaldía ha tenido poca recaudación de impuestos, sin embargo, estamos asumiendo el cargo con responsabilidad y haremos las cosas de la mejor manera en beneficio de los ciudadanos”, agregó Espinal.

Crivelli fue separado de su cargo luego de que el pasado 21 de agosto la Corte de Apelaciones en Materia de Corrupción confirmara un auto de formal procesamiento por el delito de uso de documento público falso, por el cual había recibido un sobreseimiento provisional.

Además, dispuso mantener el auto de formal procesamiento por su posible participación en la comisión del delito de fraude y violación de los deberes de los funcionarios. La Corte ordenó que se mantengan las medidas sustitutivas a la prisión, pero con la suspensión del ejercicio del cargo de alcalde de Choloma.

El expediente señala una presunta valoración de 7.5 millones de lempiras de un terreno del botadero municipal en Choloma, el que tenía un costo de 3 millones, de acuerdo con la valoración de bienes nacionales del Estado. Según la acusación fiscal, el alcalde y regidores introdujeron el documento adulterando el valor y dejándolo en 10 millones de lempiras para cometer el fraude.

Reacción

Crivelli aseguró que desde que conoció la resolución de la Corte en agosto pasado no ha ido a la alcaldía de Choloma. Aseguró tener conocimiento de estar suspendido.

“Lo que no entiendo es que si el pueblo me eligió para alcalde nadie me puede suspender, pero estamos respetando las decisiones de ellos”. Crivelli negó que estuviera haciendo acciones administrativas y calificó de “un show” las acciones hechas ayer por la gobernadora política de Cortés.