Leopoldo Crivelli, alcalde de Choloma, afirma que no ha cometido ningún delito

El edil fue suspendido de su cargo luego de que la Corte de Apelaciones en Materia de Corrupción giró una orden de auto formal procesamiento.

Leopoldo Crivelli, alcalde de Choloma, afirma que la Fiscalía se ha ensañado en su contra. En 2014 fue abuso de autoridad, malversación de caudales públicos y falsificación de documentos. En 2019, fue capturado por la Atic.
Leopoldo Crivelli, alcalde de Choloma, afirma que la Fiscalía se ha ensañado en su contra. En 2014 fue abuso de autoridad, malversación de caudales públicos y falsificación de documentos. En 2019, fue capturado por la Atic.

San Pedro Sula, Honduras.

El alcalde de Choloma, Leopoldo Crivelli, dijo en medios de comunicación que presentará este mismo viernes la apelación ante las autoridades correspondientes, luego de la orden de auto formal procesamiento girada en su contra por la Corte de Apelaciones en Materia de Corrupción.

"Esperamos que nuestros abogados sean notificados formalmente de esta resolución e inmediatamente se hará el reclamo a la Corte Suprema de Justicia", dijo Crivelli.

El sobreseimiento contra Crivelli es por el presunto delito de uso de documento público falso; ante ello, el alcalde afirma que "no hay nada irregular y además me pregunto cómo alguien puede pensar que una corporación compuesta por 11 personas haya podido hacer malversación de fondos y abusar de autoridad...eso es imposible e irrisorio".

Además lea: Corte ordena suspender del cargo al alcalde de Choloma, Leopoldo Crivelli

La resolución mantiene el auto de formal procesamiento por su posible participación en la comisión del delito de fraude y violación de los deberes de los funcionarios.

El expediente señala una presunta valoración de 7.5 millones de lempiras de un terreno del botadero municipal en Choloma, el que tenía un costo de 3 millones, de acuerdo a la valoración de bienes nacionales del Estado.

Además, detalla que el alcalde y los regidores introdujeron el documento adulterando el valor y dejándolo en 10 millones de lempiras para cometer el fraude, según la acusación fiscal.

"No se puede abusar de autoridad porque la corporación es la máxima autoridad de un municipio; por lo tanto, se puede equivocar, pero no abusar. No hay abuso de autoridad de parte de nadie y en este caso menos de mi persona porque la corporación me faculta", agregó.

Crivelli, mencionó estar sorprendido y sostiene que están equivocados. "Lo que hicimos se hizo de manera correcta y legal sin favorecer a nadie".

Sobre la compra del terreno, el alcalde expresó "no lo hice yo, lo hizo la corporación en pleno. Hicimos el pago a través del banco a dicha empresa entonces me pregunto ¿Dónde está el delito?".

La Prensa