San Pedro Sula, Honduras.

El Gobierno de China Taiwán busca reforzar sus lazos de cooperación con Honduras, fortalecer la educación y la salud pública con la llegada de la vacuna taiwanesa anticovid, así como generar estrategias que permitan la inversión de empresarios del país asiático, detalló Francisco Chang, cónsul de Taiwán en San Pedro Sula.

—China Taiwán creó una vacuna anticovid, ¿esta llegará a Honduras?

Durante la pandemia, Taiwán ha colaborado en Honduras con la entrega de tapabocas, concentradores de oxígeno y otros materiales y equipos médicos donados por la embajada de Taiwán a la Secretaría de Salud.

Taiwán ahora cuenta con su propia vacuna contra el virus del covid, la cual ha sido denominada Medigen. Esa vacuna ya pasó la segunda fase de ensayo clínico y ahora se está en el ensayo de tercera fase en Paraguay y otros países.

Nuestro Gobierno ya le dio autorización de uso de emergencia y esa vacuna ya se está aplicando en Taiwán. El presidente y vicepresidente ya se aplicaron las dos dosis de Medigen. Según el informe, esta vacuna tiene entre 80 y 90% de efectividad contra el virus.

Estamos en un proceso de conversación con el Gobierno de Honduras para que una vez ellos emitan autorización de uso de emergencia de la vacuna taiwanesa y la empresa cumpla la demanda nacional de Taiwán y tenga la capacidad de exportar, entonces es muy posible que podamos llegar a un acuerdo para donar a Honduras.

Los detalles deben ser estudiados por ambos Gobiernos, la cantidad no le puedo adelantar. Se deben cumplir las dos condiciones antes mencionadas, pero está la total intención de donar una parte a Honduras.

—¿Cómo se avizora la inversión privada taiwanesa en Honduras?

Hay interés de empresarios taiwaneses en invertir en Honduras. Anteriormente se oía la preocupación por la seguridad en San Pedro Sula, quizá hace unos 10 años cuando yo estaba como funcionario en El Salvador.

Pero en la actualidad, desde que llegué a Honduras hace tres meses, casi no he escuchado preocupación por la seguridad en la Capital Industrial. Es decir que la seguridad ha mejorado demasiado, muchísimo, y eso es vital para atraer a los inversionistas taiwaneses.

Estoy confiado en que los empresarios tienen interés de venir a hacer negocios o explorar la posibilidad de la inversión, además de los proyectos de cooperación que se han desarrollado en Honduras durante años.

En el balance comercial, Taiwán tiene superávit en relación con muchos países porque exporta productos con alto valor agregado, como chips vehiculares, pero en el caso con Honduras el balance comercial de 2020 el país centroamericano tuvo superávit por $100 millones.

Eso quiere decir que en Taiwán se ha dedicado demasiado esfuerzo para auxiliar a Honduras para que este nos exporte cantidad de productos, entre ellos, café y azúcar. Constantemente se envía de Taiwán una delegación de compra y ofrecemos medidas auxiliares para que exporten melón, aguacates, mariscos y hasta churros hondureños de papas, camote y malanga.

Asimismo, se está apoyando mucho en cooperación técnica en el cultivo de arroz, nuevas especies, tilapia, crianza de cerdos, guayaba. También podría llegar a Honduras asistencia de Taiwán para que se prepare en el tema de delitos informáticos.

—¿Qué iniciativa se está generando en pro de la educación de Honduras?

Anualmente ofrecemos cerca de 50 becas para estudiantes hondureños y que de esta forma puedan estudiar en diversos campos a nivel universitario, maestría y doctorado. Antes de la pandemia dábamos beca para estudio de mandarín por seis meses; pero está suspendido hasta que baje la pandemia.

Se está buscando el mecanismo para poder traer, a través de la misión técnica de Taiwán, un maestro de mandarín a San Pedro Sula.

En el tema humanitario, recientemente el Gobierno taiwanés se involucró en apoyo para los afectados del trágico incendio de Guanaja. Se compró alimentos de primera necesidad y se entregó a Copeco. El miércoles 5 de octubre llegó más apoyo del Gobierno y dimos cuatro veces más víveres para los afectados.