El zancudo Aedes aegypti, agente transmisor del dengue, anda al acecho.

El temible mosquito sólo espera un descuido para disparar los casos de pacientes con síntomas del dengue clásico y hemorrágico.
Hasta la semana 33, que comprende del 16 al 26 de agosto, las autoridades de Salud reportaron 76 pacientes que han dado positivo por dengue hemorrágico y 532 casos sospechosos.

En cuanto al clásico, los casos acumulados superan los 5 mil enfermos.

Sólo en la última semana se registraron 314 enfermos, seis de los cuales fueron internados en el Hospital Escuela; sin embargo, al comparar las cifras del año anterior a la fecha, se nota una disminución de los casos.

De 2008 a esta fecha se habían contabilizado 149 afectados por dengue hemorrágico y 8,123 de clásico.