Tegucigalpa, Honduras

Reino Unido incluyó a Honduras entre los países que recibirán financiamiento para combatir el cambio climático a través del Fondo de Paisajes Biodiversos de Londres.

Honduras había solicitado en agosto a Reino Unido apoyo en la cumbre de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) para acceder a Fondos Verdes para el Clima con el fin de mitigar los efectos del cambio climático en el país.

Más de 100 millones de libras esterlinas (unos 3,297,158,040 de lempiras) del Fondo de Paisajes Biodiversos del gobierno se invertirán en algunos de los ecosistemas más frágiles de la Tierra, anunció hoy el ministro de Medio Ambiente Internacional, Lord Zac Goldsmith.

“Esta financiación es parte de un paquete de programas ambiciosos y de gran alcance que estamos lanzando antes de la crucial cumbre climática CO26 de Glasgow. El gobierno del Reino Unido está liderando el camino para abordar la pérdida de biodiversidad y combatir el cambio climático, y alentará a otros países a seguir su ejemplo presentando fondos para la naturaleza”, aseveró.

Seis paisajes ambientalmente críticos de todo el mundo recibirán financiación para abordar la pérdida de biodiversidad y combatir el cambio climático. Cada uno de los paisajes seleccionados alberga especies raras y en peligro de extinción.

Los paisajes anunciados hoy incluyen a Mesoamérica, que cubre áreas de Belice, El Salvador, Guatemala y Honduras.

Estas especies están sustentadas por diversos ecosistemas y hábitats, que incluyen selvas tropicales, humedales, bosques templados y manglares.

“La población mundial de animales se está desplomando más rápido que en cualquier otro momento de la historia de la humanidad y los hábitats y especies preciosos están desapareciendo de nuestro planeta”, indicó el primer ministro Boris Johnson.

“Nuestro Fondo de Paisajes Biodiversos invertirá en seis de los paisajes más críticos para el medio ambiente, que abarcan 18 países de todo el mundo, para ayudar a combatir el cambio climático y proteger especies raras y en peligro de extinción”, explicó.

Durante siete años, la financiación se invertirá en proyectos locales que apoyan la protección y restauración de paisajes a través de soluciones basadas en la naturaleza, que abordarán el cambio climático al tiempo que proporcionarán medios de vida sostenibles para las comunidades locales.