13/04/2024
11:30 PM

Reglamento permitirá urbanizar en acuífero en San Pedro Sula

El área de Sunseri representa la segunda fuente de suministro de agua en la ciudad.

San Pedro Sula, Honduras.

Siete estudios realizados por distintas compañías, el último de Aguas de San Pedro, concluyen que algunas zonas del acuífero de Sunseri puede urbanizarse con una reglamentación especial.

La Corporación Municipal dio por recibidos los informes, el último denominado estudio geológico referente a la problemática de la urbanización del área de Sunseri.

Este documento elaborado por compañías italianas establece que las zonas Z4 y Z5 con la debida cautela podrían urbanizarse porque no existe comunicación directa entre el acuífero superficial y el profundo.

El alcalde Armando Calidonio es del criterio que los acuíferos deben ser desarrollados correctamente y con una reglamentación especial. “Miami está sobre un acuífero”, dijo. “ El acuífero es adonde llega el agua, pero nace en El Merendón”.

José Antonio Rivera, comisionado de tierras, indicó que el último estudio hidrológico de Aguas de San Pedro concluye que los acuíferos se pueden urbanizar bajo una reglamentación especial y fue recibido por los corporativos para ser discutido en la próxima sesión.

Rivera detalló que se dejan 63.4 manzanas de tierra donde no se puede hacer nada; además, las construcciones que se permitirían tendrán un 40% de construcción y 60% de área verde.

“El estudio ya se dio por recibido hoy. Se tendrá que aprobar la reglamentación especial que se ha diseñado para tal efecto y que ya permitió que se realice la segunda trocha del segundo anillo periférico”, dijo.

El regidor refirió que hace unos cuatro años la zona de reserva del acuífero era de 1,080 manzanas y hoy es de apenas 684, lo que evidencia que se ha construido y no ha existido supervisión.

La nueva reglamentación de la zona ayudará a proteger el área y evitará las invasiones que están afectando ese sector.

Sunseri, con su campo de pozos, es la segunda fuente hídrica de alimentación de la ciudad.

En 2013 suministraba de 150 a 200 litros por segundo, alimentando una población de 150 mil habitantes.

El campo de pozos está activo desde hace unos 20 años y ha sido objeto de estudios y monitoreos continuos en relación con los recursos hídricos extraíbles y la calidad del agua.

El acuífero de Sunseri y el de Chamelecón son una reserva hídrica muy importante, por lo que se recomienda definir la vulnerabilidad de las áreas límites del campo de pozos.