San Pedro Sula, Honduras.

Los regidores de Utila llegaron ayer a la Fiscalía para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública a rendir declaración en torno a los presuntos actos de corrupción del alcalde Troy Bodden.

Los regidores que comparecieron ante los fiscales son Carlos Cortés, Susy Romero, Mayon Rivera y Elita Howell y la vicealcaldesa Doris Campos, quien manifestó que el alcalde no los toma en cuenta y que solo él manda.

“Venimos a cumplir una citación de la Fiscalía para darles seguimiento a las denuncias. Todos tenemos varios tipos de denuncias; la corporación en pleno está aquí, pero hay un sinnúmero de denuncias de abuso de autoridad y malversación”, expresó la funcionaria municipal.

Indicó que en las reuniones de corporación, las personas que llegan por parte del alcalde irrespetan a los regidores. “Esperamos que las autoridades den una respuesta ante las denuncias porque ya llevamos bastante tiempo”, dijo Campos.

El Ministerio Público intervino la alcaldía en marzo de 2015 y decomisó una serie de documentos para analizarlos.

Susy Romero, primera regidora de Utila, expresó que exigen que el caso se resuelva lo antes posible. “El alcalde de Utila, Troy Bodden, ha cometido y sigue cometiendo actos de corrupción”, aseguró.