03/10/2022
10:14 PM

Más noticias

Punta sal, el edén de playa, brisa y mar en el caribe de Honduras

Arena blanca, corales, mar y bosques, todo en un solo lugar.

Punta Sal, Honduras

Si alguna vez se ha preguntado adónde queda el edén en Honduras, definitivamente es en Punta Sal. Esta porción de tierra y mar del Parque Nacional Jeannette Kawas es un paraíso, y no solo marino por sus corales y peces de colores, sino porque en su corazón se encuentran especies exóticas de flora que alberga insectos, mamíferos y aves.

A Punta Sal, la zona núcleo del parque, se llega en lancha, ya sea desde la ciudad de Tela, la comunidad de Miami o zonas cercanas. Desde Tela, el recorrido en lancha es de al menos 45 minutos si el mar no está picado. Si no tiene tanta suerte, son dos horas. Garífuna Tours ofrece un paseo de siete horas por este mágico lugar a un costo de $36 por persona. La lancha sale a las 8:15 am desde el embarcadero, y ahí empieza la aventura.

A las 9:00 am, los turistas desembarcan en una playa que dirige a los senderos dentro del parque. La zona núcleo está formada por bosque húmedo tropical y mangle. Marck Pouchie es uno de los guías de Garífunas Tours que va a cada paso explicando las especies de fauna y flora, que van desde “árboles de sangre” hasta la palmera de husicoyol, que contiene estructuras muy puntiagudas que se forman en el tronco. Una que otra morfo azul sale al encuentro del turista, así como muchas especies de insectos.

Los turistas realizan caminatas por senderos en donde se ven monos aulladores y otras especies de la zona.

La vegetación cambia a medida que se adentra al bosque. A 15 minutos del recorrido, en lo alto de los árboles, descansan los monos aulladores, que con aplausos y un par de aullidos por parte del guía nos muestran por qué le hacen honor a su nombre. También hay monos cara blanca, jaguares, ocelotes, quequeo, guatusa, caimanes, puercoespín, entre otros. Según la Fundación Prolansate, habitan 68 especies de reptiles, 12 de anfibios, 70 especies de peces de agua dulce y 49 tipos de mamíferos.

Después de al menos hora y media de recorrido por el sendero, cuyo punto más alto es de 265 metros sobre el nivel del mar, los turistas terminan el paseo en una pequeña bahía, rodeada de una espectacular vegetación y riscos. Si gusta puede dar un pequeño baño para refrescarse después de la agotadora caminata. Luego, de nuevo a la lancha para disfrutar de una intensa brisa marina y los riscos, en los que se posan imponentes garzas. No hay palabras para describir la sensación de pasar en medio de las enormes rocas.

Antes de las 12:00 m, los turistas desembarcan en la playa Cocalito. Ahí puede hacer snorkel para disfrutar las maravillas del mundo marino. También puede saborear un pescadito frito a L150.

Para reservar un tour se puede llamar al 2448-2904, 2448-1069 y 9726-6924. Si se aventura a este paseo, no olvide llevar traje de baño, zapatos cómodos, bronceador y repelente.

Los turistas disfrutan del mar y de los espectaculares parajes que ofrece el parque.