29/05/2024
03:41 PM

Óscar Nájera dice que está dispuesto a que Estados Unidos lo investigue

  • 03 agosto 2018 /

El diputado nacionalista dice que se somete a la Fiscalía, la Corte Suprema de Justicia, la Embajada de EEUU, la DEA y el Pentágono para demostrar que tiene las manos limpias.

Tegucigalpa, Honduras.

El diputado nacionalista por Colón Óscar Nájera manifestó que está dispuesto a presentarse ante el Congreso de Estados Unidos para demostrar su inocencia.

Eso surge luego que un grupo de parlamentarios de la Cámara de Representantes del país norteamericano solicitara el jueves al presidente Donald Trump que se investigue a Nájera y cinco centroamericanos, a través del Departamento del Tesoro. A su vez solicitaron mediante una carta que le apliquen la Ley Magnistky, que es conocida como “asesina financiera”.

Sobre el particular mencionó: “ Me voy a presentar a Estados Unidos, voy a pararme de frente en el Congreso, voy a pararme de frente en las cortes nacionales e internacionales”, dijo Nájera en una entrevista a Radio América.

El diputado señaló que no tiene vínculos con el narcotráfico ni delitos de corrupción. Asimismo expresó que las acusaciones provienen de miembros de la sociedad civil.

En declaraciones a TN5 dijo que a “la Iglesia, la Corte Suprema de Justicia, Fiscalía, Embajada de Estados Unidos, DEA, FBI, Pentágono, y todos los entes dedicados a la justicia, yo me someto con las manos limpias y con mi frente levantada”.

Aseguró que “hoy se están riendo muchos políticos baratos, que no pueden ir a un café, restaurante y plaza pública sin un guardaespaldas, esos son los verdaderos sicarios”.

La carta enviada al presidente Donald Trump, con fecha del 2 de agosto, señala a los guatemaltecos Gustavo Adolfo Alejos Cámbara y Luis Alberto Mendizábal, a los salvadoreños José Aquiles Enrique Rais López y José Luis Merino, al hondureño Óscar Ramón Nájera y al mexicano con residencia guatemalteca Remigio Ángel González.

LA PRENSA resume lo anexado a la carta, adonde señala, por ejemplo, que del empresario mexicano Remigio Ángel Gonzalez, expertos y organizaciones internacionales, como la Sociedad Interamericana de Prensa y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han expresado su preocupación por su monopolio y su impacto en la libertad de expresión.