30/01/2023
10:56 AM

Más noticias

Nuevo Fiscal General de Honduras ofrece mejorar investigación

Los nuevos fiscales Óscar Chinchilla y Rigoberto Cuéllar fueron juramentados la madrugada de ayer.

Tegucigalpa, Honduras

Cuando se daba por abortada la elección de los nuevos Fiscal General y Fiscal Adjunto, la bancada oficialista la concretó la madrugada de ayer domingo.

Con la mayoría calificada, el Congreso Nacional eligió y juramentó a Óscar Fernando Chinchilla y a Rigoberto Cuéllar como los nuevos titulares del Ministerio Público.

Chinchilla (41) era hasta el sábado magistrado de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y Cuéllar (42), ministro de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente.

La aplanadora nacionalista y los diputados de la Democracia Cristiana, Unificación Democrática y 10 liberales votaron a favor de los dos abogados pasada la una de la madrugada.

La polémica elección se realizó después de una kilométrica y extenuante jornada que estuvo matizada por denuncias de millonarias compras de voluntades, intensos cabildeos, pleitos internos y protestas callejeras.

La unidad y la disciplina partidista que mantuvieron los liberales a lo largo de la jornada para evitar la elección de los fiscales, ordenada por el candidato presidencial Mauricio Villeda, se rompió cuando un grupo de 10 legisladores terminaron definiendo la elección en favor de Chinchilla y Cuéllar.Hasta la medianoche del sábado, la elección se mantenía en suspenso debido a la posición inclaudicable de la bancada liberal, del Pinu y un par de diputados de Unificación Democrática de no votar por la elección de los fiscales, lo que impedía alcanzar la mayoría calificada de 86 votos, con el argumento de que el proceso de selección se había viciado. Los nacionalistas se retiraron a deliberar al filo de las 9:00 pm y retornaron horas después, pero ya con una estrategia clara y con los votos en mano para someter a discusión la elección.

La sesión se reanudó con la lectura de una moción por el diputado nacionalista por Olancho Daniel Flores, quien pidió a la Corte Suprema de Justicia el nombramiento de un juez con jurisdicción nacional que acompañe a la nueva fuerza de la Policía Militar creada por el Congreso.

Posteriormente, el secretario Rigoberto Chang Castillo leyó un informe de la Junta Interventora del Ministerio Público que revelaba la existencia de 22 fiscales, de 58 sometidos a investigaciones patrimoniales, que presentaban ingresos atípicos en sus cuentas bancarias y bienes de capital que no corresponden con sus ingresos regulares.

Acto seguido, el diputado nacionalista Rodolfo Zelaya presentó una moción, que se aprobó por mayoría del pleno, en la que daba al director de fiscales, Roberto Aldana, un plazo de 24 horas para que informe sobre estas irregularidades, lo que generó un encendido debate de la oposición política.

Los liberales y pinuistas cuestionaron que con esto los nacionalistas pretendían desacreditar la figura del director de fiscales para poner en su lugar a uno “a la medida de sus intereses”.

A votación el Fiscal

Agotado el debate, el presidente en funciones Mauricio Oliva concedió la palabra al diputado Mario Pérez, quien presentó un informe de las audiencias públicas celebradas más temprano con los cinco aspirantes a fiscales.

Pérez presentó formal moción proponiendo a los abogados Óscar Chinchilla como Fiscal General y Rigoberto Cuéllar como Fiscal Adjunto por un período de cinco años, con el argumento de que el Ministerio Público debe contar con sus cabezas para sumarse al proceso de reforma.

La moción fue respaldada por José Tomás Zambrano, Olman Maldonado, Marvin Ponce, Rodolfo Zelaya, Welsy Vásquez, Juan Carlos Valenzuela, Abraham Alvarenga y Augusto Cruz Asensio.

En este momento pidió la palabra el parlamentario liberal Ángel Darío Banegas, quien calificó la apresurada medida como una simple “cachurecada” y dijo que no aceptaba que se catalogue a los que no avalaron estas y otras medidas adoptadas por el Congreso como favorecedores de la maldad o que están negándose a darle seguridad al pueblo hondureño.

“Una cosa es estar de acuerdo en la necesidad imperiosa de darle seguridad al pueblo de Honduras, sobre todo en estos tiempos, en los tiempos del gobierno Lobo-Hernández, durante el cual han caído más de 25 mil víctimas de la violencia”, aseveró.

Agregó que obviamente todos están de acuerdo con que es urgente la necesidad de darle seguridad al pueblo y renovar el Ministerio Público porque no es efectivo en el combate contra la impunidad, pero no debe elegirse por cinco años, sino para cumplir el término de los fiscales renunciantes y con un proceso prístino y diáfano.

“Ese proceso ha sido cuestionado por el abogado Ivis Discua, que dijo ‘nada estamos haciendo aquí porque al Fiscal ya lo eligieron las cúpulas del Partido Nacional eligiendo un Fiscal como un sastre a la medida’”, prosiguió.

Recordó que el proceso de elección se desnaturalizó cuando tres miembros de la Junta Proponente se retiraron porque se cambiaron las reglas a mitad del camino y faltaba transparencia en el mecanismo de selección.

“Por los argumentos que he expuesto y porque estoy en desacuerdo con elegir a los fiscales para cinco años en este momento porque contradice la ley, me manifiesto en contra... y no nos hagan que nos quede la impresión de que están mandándose a hacer un traje a la medida, un traje con piel de lobo”, concluyó.

El jefe de la bancada liberal, Yani Rosenthal, expresó que el proceso de selección se desfiguró desde el momento en que renunciaron varios miembros de la Junta Proponente, desde que se aumentó el número de candidatos y después se redujo. “Sentimos que ese proceso pudo haber sido mucho mejor de lo que fue”.

Dijo que lo correcto y lo que corresponde es que el Congreso devuelva la lista a la Junta Nominadora y que instruya que se repita el proceso sin todos los defectos que tuvo ese primer experimento de formación de la nómina.

“Por esos defectos en el proceso es que esta bancada liberal en coordinación con el presidente del Consejo Central Ejecutivo, Mauricio Villeda, se opone rotundamente a la elección del Fiscal General y Fiscal General Adjunto por lo antes expuesto y sentimos que puede hacerse un proceso más transparente”, afirmó.

El diputado pinuista German Leitzelar deploró “profundamente” que en estos aspectos que están orientados a la defensa de la seguridad ciudadana a través de un órgano institucional tan importante como el Ministerio Público tengan que dejar de compartir este proceso de elección por todas las irregularidades que hay en él. Aclaró que no estaba descalificando a las personas seleccionadas, sino cuestionando el proceso que llevó a su elección.

“Hemos planteado claramente que una comisión de selección no es una comisión para tomar decisiones por mayoría, sino por consenso, y para traer al Congreso Nacional el mejor consenso político y social que nos permita la mejor selección posible”.

El diputado nacionalista Daniel Flores expresó que esta elección se hizo con responsabilidad porque no “podemos darle la espalda al problema de inseguridad que tiene el pueblo hondureño y no podemos taparnos los ojos ante la inoperancia que ha tenido el Ministerio Público para garantizarle a la sociedad las condenas de los que cometen ilícitos”. Dijo que no se le puede dar la espalda al tema y recordó que en el pasado muchos gobiernos no han querido tomar este tipo de decisiones por temor, pero “este es un Congreso valiente que le responde al pueblo y la decisión no es una cachurecada, sino una determinación de estadista pensando en las futuras generaciones”.

La votación

Agotado el debate, la directiva sometió a votación la propuesta de Pérez, consiguiendo el resultado de 90 votos a favor y 38 en contra, según consignó el presidente en funciones Mauricio Oliva.

Votaron a favor los 71 miembros de la bancada del Partido Nacional, los 5 diputados de la Democracia Cristiana, 3 de la Unificación Democrática y el resto fue completado con los votos de los diputados de la bancada liberal, la mayoría de ellos suplentes.