26/05/2024
02:18 AM

Narcos robaron equipo del IHSS para usarlo en 'mulas humanas”

Según el Ministerio Público, los traficantes habrían infiltrado empleados del Seguro Social para sustraer el sofisticado equipo médico para introducir drogas en personas.

Tegucigalpa, Honduras.

Los tentáculos del narcotráfico también habrían logrado infiltrarse en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) por medio de empleados que se dedicaban a sustraer sofisticado equipo médico-hospitalario utilizado por los traficantes para introducir drogas en “mulas humanas”, según investigaciones del Ministerio Público.

En el proceso de las indagaciones que se realizan en el IHSS a causa de la red de corrupción que montó el exdirector de esa institución, Mario Roberto Zelaya, el Ministerio Público logró establecer que un moderno dispositivo de endoscopia habría sido sustraído en agosto de 2013, en el hospital regional de San Pedro Sula, por empleados ligados a bandas dedicadas al tráfico de drogas.

“Hemos investigado casos como el robo y hurto de equipos ortopédicos y de equipo de endoscopia que, sabemos, es utilizado por el crimen organizado para introducir drogas al cuerpo humano con el fin de usar mulas para trasladar estupefacientes”, confirmó a Diario LA PRENSA el jefe de la Unidad de Reacción Fiscal, Roberto Ramírez Aldana.

Según Aldana, esta es una práctica muy común de los narcotraficantes en naciones de Europa y de la región, ya que el equipo de endoscopia es utilizado para introducir las cápsulas de cocaína o heroína a través del esófago hasta depositarlas en el estómago y luego acarrearlas sin ser detectadas a los principales países consumidores de estupefacientes

Sistema

Este es uno de los métodos más empleados por los narcotraficantes para burlar los controles policiales en los aeropuertos y las aduanas terrestres, ya que los narcóticos depositados en el cuerpo humano son difíciles de detectar por los escáneres y los perros olfateadores. Similares prácticas se llevan a cabo con animales domésticos.

Para los traficantes, este sistema humano de transporte es muy efectivo para introducir su ilícita carga a España y Estados Unidos a cambio de una buena paga.

De acuerdo con cálculos de los expertos, un humano puede cargar hasta un kilo y medio de droga en su organismo y luego expulsarlo a través del intestino en las heces.

Cómo se perpetró el robo

En agosto de 2013, las autoridades del IHSS reportaron el robo de 10 endoscopios y sus accesorios, consistentes en cuatro fibroscopios para endoscopias de vía digestiva alta, tres de vía digestiva baja o anal, un duodenoscopio y dos fuentes de poder que en ese momento estaban valoradas en aproximadamente 12 millones de lempiras.

“Encontramos que en San Pedro Sula hurtaron, y digo hurtaron porque quien sustrajo ese equipo tuvo que ser un empleado, pues se trata de equipo que está instalado según algunas especificaciones técnicas que ninguna persona común y corriente pudo haber desinstalado”, aseguró Aldana.

Añadió que los endoscopios podrían haber sido adquiridos por las mafias o las organizaciones criminales para introducir drogas en las personas que contratan como mulas para trasladar los narcóticos.

Una fuente del IHSS en San Pedro Sula, que pidió no ser identificada por razones de seguridad, informó a LA PRENSA que el equipo se sustrajo un fin de semana, cuando el personal médico y administrativo era reducido.

Las cámaras de seguridad filmaron a los sospechosos, pero no fue posible identificarlos porque utilizaron sombrillas para cubrirse.

Las autoridades deducen que los saqueadores fueron empleados de la institución porque conocían perfectamente los sitios estratégicos donde se encontraban las cámaras y su ángulo de filmación.

“El sábado 17 de agosto, el ladrón llegó ocultándose con un paraguas para no ser filmado por las cámaras de seguridad instalada en la zona de ingreso al edificio. Existe el video, pero no estoy seguro de si lo tiene la Fiscalía, aunque acá en su momento se dijo que se había borrado accidentalmente”, indicó el informante. Durante varios meses se dejaron de hacer endoscopias, afectando a los derechohabientes.