20/05/2024
06:34 AM

Monseñor Santos denuncia amenazas

Las tomas que durante cuatro días desarrollaron la semana pasada unos 50 pobladores de la comunidad de San Andrés contra la empresa Minosa de la compañía canadiense Yamana Amana Gold, trajo amenazas y agresiones contra monseñor Luis Alfonso Santos.

Las tomas que durante cuatro días desarrollaron la semana pasada unos 50 pobladores de la comunidad de San Andrés contra la empresa Minosa de la compañía canadiense Yamana Amana Gold, trajo amenazas y agresiones contra monseñor Luis Alfonso Santos.

El sacerdote denunció que al finalizar la toma, cuando regresaban a Santa Rosa, los trabajadores de dicha empresa se apostaron en la carretera y golpearon los carros del comisionado de los Derechos Humanos. Dijo que hacen público el incidente por si algo les llega a suceder. 'Gracias a la intervención de la Policía el hecho no pasó a más, pues lo que pedían era que me bajara del auto para agredirme', dijo Santos.

Los habitantes de San Andrés denuncian la tala de los cerros Twin Hill y exigen a la minera que dialogue con ellos para detener la tala o les compren sus tierras para poder trasladarse a otro sector.

Santos pidió al presidente del Congreso Nacional, Roberto Micheletti, agilizar la aprobación del dictamen de reforma de la Ley de Minería. 'Nos prometió que lo iba a hacer el 14 de agosto y aún estamos esperando', dijo.

Inspección

Una comisión de parlamentarios canadienses y británicos arribó al país con el fin de conocer los alcances de las reformas a la nueva Ley de Minería. La comitiva de diputados permanecerá cuatro días en Honduras, período en el cual sostendrán entrevistas con autoridades gubernamentales relacionadas con el tema de minería y con los habitantes que conviven en este rubro.

En clave

1. Reclamo

Las comunidades afectadas por la tala de árboles en el cerro Twin Hill son: Platanares, San Miguel, San Andrés y Azacualpa, denuncian los pobladores.

2. Afectados

Más de 2,300 personas son las afectadas con la tala de los cerros en mención. Algunos piden reubicación o que les compren sus terrenos.