24/02/2024
10:54 PM

Cruzaron el Darién con su hija especial para llegar a Honduras

Angustiosos relatos de migrantes venezolanos son desvelados en su travesía por llegar a Estados Unidos

Tegucigalpa, Honduras

Caídas de desde un en marcha hasta cruzar la selva del Darién con niños especiales en los hombros es parte de la dramática situación de migrantes de Venezuela que hacen su llegada a Honduras en su paso a Estados Unidos.

Danlí, zona oriental de Honduras, sigue albergando miles de migrantes venezolanos y de otras naciones que siguen su ruta hasta llegar al “sueño americano”, pero antes, estas personas están cruzando una pesadilla inhumana.

Niños venezolanos ocultan el dolor de la migración jugando en las calles de Honduras

Entre las miles de personas está la familia de don Eduardo Ramón Macho, un venezolano que para llegar hasta Honduras a sufrido un accidente: se cayó de un bus en marcha. Luego cruzó la selva del Darién con su hija con microcefalia en hombros.

“Salí (de Venezuela) hace 15 días. Vengo con mi esposa y mis tres hijas”, dijo don Ramón al momento que contó que, una de sus hijas, padece de micorcefalia.

“Pasamos el Darién, yo la cargué a ella como un canguro. Nos cayó agua lluvia, a ella me le dio fiebre. En Nicaragua me caí de un autobús, se abrió la puerta y me salí, ando raspado aquí y la espalda”, relató mientras exponía sus cicatrices.

Sin emabargo, ahora don Ramón, junto a su familias buscan ajustar dinero para poder llegar a Guatemala en su travesía hasta lograr pisar tierras norteramericanas.

Eduardo Ramón Macho carga en brazos a su hija con capacidades especiales.

La esposa de don Ramón, doña Josefina Rodríguez, una persona de la tercera edad, también cruzó el Darién con su otra huja de unos cuatro años en sus hombros. “Por las lluvias la ropa se nos ha mojado y hemos tenido que botarlas, también los pañales”, explicó.

Ahora está a la espera que hondureños de buen corazón le puedan brindar recursos económicos para seguir su paso a Estados Unidos.

En medio de esta crisis, los transportistas hondureños prestaron cinco buses para llevar a los migrantes que se encontraban en el parque Mnumento a la Madre, hasta las frontera con Guatemala. Más de 300 migrantes fueron beneficiados.

Josefina Rodríguez carga a su hija.