San Pedro Sula, Honduras.

A una semana de haber iniciado la revisión físico-mecánica, la Dirección General de Transporte ya cuenta más de 43 unidades que no han aprobado la inspección para poder salir de la ciudad en excursiones de Semana Santa.

Este pasado fin de semana se reportaron las primeras excursiones a las playas más cercanas en Tela y Puerto Cortés.

Rigoberto Inestroza, apoderado legal de Transporte, declaró que hasta la fecha más de 95 unidades han sido sometidas a revisiones físico-mecánicas para obtener el permiso para salir de San Pedro Sula en excursiones.

Sin embargo, solo 52 la aprobaron, el resto no cumplía con las condiciones eléctricas o de dirección, detalló.

“Los conductores de estas unidades deben corregir las fallas y volver a someterse a las inspecciones”, dijo.

Buses, rapiditos y taxis deben tener un permiso firmado por cinco instituciones, entre ellas, Bomberos, Instituto de Formación Profesional (Infop) y Tránsito para poder hacer excursiones.

Los transportistas tienen hasta el 22 de marzo para solicitar el permiso. De no aprobar la revisión y salir de la ciudad se les sancionaría con una multa de L1,000 y a los reincidentes de L2,000.

Tránsito está montando operativos en las salidas para verificar que no infrinjan la ley.